La necesidad de cambiar el impuesto del IBI (La contribución)

Llevamos una época  escuchando de hablar del “catastrazo” y el aumento del importe del IBI (la contribución). Detrás de este debate y de los injustificables errores de valoración del Catastro como de los abusos sin sentido que está sufriendo la zona rural de Xixón, se esconde una necesidad mucho más importante aunque no sea tan urgente, la reforma del Impuesto de Bienes Inmuebles.

Brevemente indicaremos que el IBI es un impuesto que grava la mera propiedad de bienes inmuebles y se basa en el valor catastral de los mismos. Lógicamente cuando se produce una revisión de los valores catastrales, a pesar de todas las medidas cosméticas que usan los Ayuntamientos, los vecinos sufren una subida en el impuesto difícil de explicar, por varios motivos.

 Primero, cuando yo compro una vivienda para residir en ella, el aumento del valor catastral de la misma no supone un aumento “real” del poder adquisitivo, pero sin embargo si lleva aparejada un aumento en los impuestos que pago. Se puede alegar que si ese propietario vende la vivienda siempre sacará un beneficio importante, pero no podemos olvidar que ya existen otros tributos que gravan ese beneficio, con lo que no se puede justificar un aumento del IBI por esa vía porque supondría decir que estamos gravando dos veces el mismo hecho, lo cual no tiene sentido ni base legal.

Segundo, este impuesto no tiene en cuenta (sólo en casos muy concretos y que afectan a muy pocos contribuyentes) el nivel de renta de las familias. Es decir, que con una vivienda con el mismo valor catastral y en una misma zona, paga lo mismo una viuda con pensión mínima que un ejecutivo que gana una fortuna a base de quebrar entidades financieras. Al margen de usar dos casos extremos, no parece razonable que personas con diferencias de renta familiar muy importantes paguen lo mismo de I.B.I.

 Tercero, se hace pagar a las personas que tiene un piso como vivienda habitual por las actuaciones especulativas de constructores y promotores. Ahora se hace evidente que el valor que alcanzaron las viviendas se debió básicamente a una forma de construir especulativa y alejada de las necesidades de vivienda de los ciudadanos. Sin embargo, una persona que posea su vivienda mucho antes de este fenómeno que hemos sufrido, en una zona donde la especulación haya sido más intensa, se ve afectado por un aumento desproporcionado del valor catastral de su vivienda, sin que le suponga ningún beneficio real. Es totalmente injustificable que nadie tengan que pagar más por su casa porque un fenómeno provocado por otras personas, sin que las instituciones hayan movido un dedo para evitarlo.

Cuarto, no tiene sentido que a las personas que se vieron obligadas a pagar precios desorbitados para adquirir una vivienda, con el sacrificio y dificultades que ello supone, vean como se les calcula un valor catastral basados en esos precios abusivos y por lo tanto paguen un I.B.I. muy alto cuando tienen que hacer verdaderos esfuerzos para pagar sus hipotecas. Este fenómeno es especialmente cruel con los jóvenes que gozando de peores salarios que sus padres, tienen que comprar pisos con precios inflados lo que además repercute en una mayor carga fiscal, realmente incomprensible.

Quinto, los criterios para declarar una zona rústica o urbana a nivel de I.B.I, no lleva implícito una capacidad de poder construir, un mínimo de servicios, una calificación urbanística determinada, etc. lo que permite a los Ayuntamientos hacer verdaderos abusos al calificar como urbanas zonas rurales, sin prestaciones, sin capacidad urbanística sobre sus propiedades y sobre superficies de terreno muy grandes comparadas con un piso (como es habitual en las zonas rurales) lo que hace que el efecto del aumento de valor catastral unido al la calificación de urbana, provoque verdaderas cuotas a pagar absurdas.

En este punto me van a permitir indicar que el comportamiento del Ayuntamiento de Xixón sólo es comprensible como una represalia por las protestas continuas de la zona rural de Xixón ante los abusos que pretende hacer el ayuntamiento con los vecinos de las zonas rurales. Ya somos muchas las personas que estamos destacando que el gobierno de PSOE e IU en el ayuntamiento está basado en un grado de represión sobre todos los movimientos de protesta (recordemos la detención de Cándido y Morala), que no recordamos desde los tiempo franquistas y que difícilmente se toleraría a un gobierno del PP.

Por todo lo que hemos dicho, consideramos que es esencial que se plantee la necesidad de modificar el Impuesto de Bienes Inmuebles, dado que es injusto, hace pagar a personas por procesos especulativos que nada tienen que ver con él y supone un esfuerzo fiscal importante a personas con dificultades para adquirir una vivienda con un precio totalmente desorbitado. Este debate es esencial para evitar otro catastrazo e impedir que justos paguen por especuladores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: