Háganse una paja y déjennos en paz

noviembre 12, 2009

Aunque este blog está orientado a la realidad y política asturiana, no puedo evitar entrar en la polémica creada por la campaña “El placer está en tus manos” de la Junta de Extremadura y la campaña de desprestigio a la que se está sometiendo dicha campaña desde las filas más conservadoras, independientemente de que las personas que están criticando esta campaña provenga de un partido determinado u otro o esté vinculado a una línea ideológica concreta.

El punto de criticar que se gaste 14.000 € en política de educación sexual, es el único admisible, aunque a mí personalmente me parecen bien gastados, dado que las consecuencias de la pésima educación sexual de la juventud centrada en valores machistas y de desconocimiento de la sexualidad, basada en modelos como Rocco Sifredi o Nacho Vidal, genera una distorsión de lo que es una relación sexual sana, que es bastante más de la pornografía de internet ya que ni somos Barbie ni Ken ni “atlestas” del sexo. Sólo con ahorrar un embarazo no deseado o evitar una relación basada en estos criterios, muy vinculados a la sumisión femenina y el maltrato, hace que humanamente y en segundo lugar, económicamente, ese dinero esté muy bien gastado.

Es increíble que en este tema, hasta UPyD se olvida de “lo que nos une” y critique que ese dinero se haya gastado en Madrid, pero señoras y señores de UPyD si somos todos ESPAÑOLES, debe ser cierto que masturbarse hace perder nuestra visión de las cosas, por lo menos a ciertas personas.

Lo que ya empieza a ser vomitivo es el nivel periodístico que sufrimos, donde la noticia sale de buscar un elemento pintoresco y sacarlo del contexto para buscar el titular escandaloso o llamativo, aunque ese titular lleve implícito una distorsión de toda la noticia que se supone que se quiere tratar. Una vez ojeada la campaña, que reconozco que no he estudiado en profundidad, va bastante más allá de ser una campaña para enseñar a nuestro jóvenes a masturbarse y tiene una filosofía de aceptación del cuerpo humano y la sexualidad como vía de disfrute de nuestra propia personalidad, novedosa y muy interesante. Aunque la campaña no esté perfeccionada al 100%, la visión que propone justificaría sobradamente el intento, para ir mejorándolo y extendiéndolo como experiencia piloto.

Y finalmente, ¿qué tiene de malo enseñar a los jóvenes a masturbarse o a utilizar juguetes eróticos? Puedo decir a los más preocupados por este tema, que en la campaña no se plantea la obligatoriedad de masturbarse ni usar juguetes pero ¿qué pasa si un joven quiere hacerlo y tiene dudas? Pues si tiene dudas o se queda con ellas o pregunta a su entrono, que tendrá tantas dudas como ella o como él o se basará en internet, donde por desgracia prima lo que prima como dijimos anteriormente y es difícil filtrar la información.

Para una persona educada en que masturbarse era pecado, por mi edad ya libre lo de quedarme ciego, hubiera agradecido tener este tipo de campañas informativas, no porque la represión católica haya impedido que me masturbe, que le aseguro que no, pero si para entender que era natural, bueno y para disfrutar, cosa que les puedo asegurar que a día de hoy muchos jóvenes no tienen claro (mi hermano es profesor y le toca explicar temas de sexualidad y las dudas de los jóvenes simplemente dan pavor) y de hecho hay un sector represor de la sexualidad que todavía lo considera negativo.

Como siempre, los sectores más conservadores indistintamente del disfraz que utilicen, cuando se plantean iniciativas que ponen en cuestión en modelo dominante en cualquier aspecto social saltan como leones furiosos sobre la víctima. El modelo de sexualidad dominante y que se muestra como natural es el heterosexual y falocéntrico y esta campaña demuestra que hay distintas formas de disfrutar de nuestra sexualidad fuera de este modelo.

Nunca he visto una campaña contra la visión miserable y traumatizadora de la sexualidad que la Iglesia Católica plantea en numerosas escuelas mantenidas con dinero público, que más allá de la libertad para educar a los hijos de los padres, no pueden justificar intentar culpabilizarnos de nuestro cuerpo y hacernos sentir mal con argumentos que son patrañas y mentirosos y que nada tienen que ver con la religiosidad, sino más con el control social.

Para concluir me quedaría con esta reflexión, HÁGANSE UNA PAJA Y DÉJENNOS EN PAZ.

Anuncios

Identidad y desafección política (Asturies, España y Europa)

noviembre 11, 2009

 

El último estudio sobre identidad realizada por la Fundación Bertelsmann ha relevado dos datos sorprendentes respecto a Asturies, (1) que Asturies es la tercera Comunidad Autónoma que menos se identifica con España (empatada con Canarias) por detrás de catalanes y vascos y (2) que los asturianos somos los que menos nos identificamos con Europa. Ambos datos son relevantes, pero responden a realidades diferentes.

 Ciertamente a alguien que vea a Asturies desde fuera, se sorprenderá de la baja identificación con España respecto al resto de Comunidades Autónomas del Estado. Es más que conocido lo de “Asturias es España y el resto tierra conquistada”, pero ese mito fundacional, más allá del carácter folclórico, no puede esconder la fuerte identidad asturiana existente, que en buena medida se genera sobre elementos claramente ajenos a la noción de “españolía; una llingua propia, el rechazo a los toros (la más alta de todo el Estado), la falta de una identificación religiosa con el catolicismo tan fuerte como el resto del Estado y un largo etc. hacen comprender esa realidad identitaria diferenciada de la española. 

También debemos ser conscientes de que hablamos “por comparación” con otras Comunidades Autónomas, ya que la mayoría de los asturianos se identifican con España, guste o no guste, pero el dato de la Fundación Bertelsmann es relevador de una identidad asturiana fuerte y claramente diferenciada de la identidad española. 

Al observador externo se le planteará una pregunta ¿por qué esa identidad no se refleja en una opción política nacionalista? Esa pregunta exigiría mucho debate, sobre todo dentro del mundo nacionalista asturiano, pero me gustaría resumir y simplificar el problema con una idea de Xune Elipe (cantante de Dixebra) en las I Xornaes Internacionalistes de UNA-Mocedá y es básicamente que “el nacionalismo político fue incapaz de recoger la fuerza del nacionalismo cultural, artístico y social”. Esta dicotomía existente entre un nacionalismo cultural o identidad asturiana y el nacionalismo político, explica la inexistencia a día de hoy de una fuerza política nacionalista fuerte pero abre las puertas a crear una fuerza política influyente en la realidad asturiana de tipo nacionalista. 

El otro elemento relevante y preocupante es que en Asturies realmente está naciendo un rechazo a la UE, frente al hecho de que somos una zona europea que está recibiendo muchos fondos europeos y en ese sentido realmente privilegiada. Pero también es cierto que el coste es renunciar a TODOS los sectores productivos tradicionales asturianos y la utilización de los fondos europeos no para trabajar en una reconversión productiva, sino para generar una red clientelar de dimensiones increíbles que garantiza las victorias electorales de FSA (PSOE de Asturies) y en todo caso del PP. En un lugar con las tasas de actividad más bajas de Europa, un paro juvenil 9 puntos superior a la media estatal, según el INE la única Comunidad Autónoma que perderá población y especialmente joven … lo que debería ser una situación de conflictividad social muy fuerte, está adormecida gracias al dinero de Europa hasta el momento que las redes sociales de resistencia estén tan debilitadas que cuando se retiren tales fondos, Asturies será incapaz de responder. 

Esta situación, está generando un grado creciente de rechazo a la UE, unido al hecho que cada vez se entiende menos su funcionamiento y los políticos asturianos utilizan a la UE como el “lugar” donde salen todas las medidas perjudiciales para Asturies, este grado inmenso de irresponsabilidad para librarse de sus responsabilidades, lleva implícito un rechazo a las instituciones europeas, cuando ellas solas ya generan tal rechazo sin que les ayude la irresponsabilidad de la clase política asturiana.

Este proceso está derivando en una desafección política de los asturianos frente a Europa, porque ni nos representa ni está siendo una solución a la fuerte crisis social, política, cultural y económica que lleva sufriendo Asturies desde los años ochenta. 

Esta situación exige una respuesta política organizada desde Asturies para influir en Europa, sin intermediaciones de partidos políticos estatales donde sus referentes asturianos son meras correas de transmisión y rechazando la actitud complaciente y a su ver inoperante e incompetente de los responsables políticos asturianos, que ni saben ni quieren aplicarse en un trabajo en Europa que tanto necesita Asturies. Sólo una voz asturiana en Europa que traslade directamente las necesidades y preocupaciones políticas de los asturianos, logrará que veamos a Europa como un lugar de cooperación con el resto de pueblos europeos, que generará desarrollo económico sostenible que se refleje en una mejor calidad de vida para ese concepto hasta hoy inexistente, el ciudadano europeo asturianu.