Tini Areces o como reirse del Bloque por Asturies

febrero 3, 2010

 

Tini Areces, Presidente de Asturies, realizó unas chocantes declaraciones sobre la falta de fututo para opciones nacionalistas en Asturies, el día 3 de febrero de 2010 en Madrid. Lo irónico es que entre los diputados que sustentan al gobierno, se encuentra Roberto Colunga, representante del Bloque por Asturies, organización que se declara nacionalista.

A lo largo de la legislatura fueron muchas las ocasiones donde el PSOE dejó en ridículo a sus socios de gobierno de IU-BpA y Los Verdes, obligando a la coalición a votar posturas que van en contra de sus postulados e incluso en contra del pacto de gobierno que ellos mismos firmaron. La situación llevó a renunciar al diputado Francisco Valledor, quien fue sustituido precisamente por Roberto Colunga, diputado por BpA.

Pero el punto de menospreciar la ideología de uno de los diputados que sustentan el gobierno, parece que es una mera muestra de capacidad de humillar a un socio, sabiendo que éste, pase lo que pase, seguirá en el gobierno. Es muy discutible la posición de sumisión, en mi criterio, que tiene la coalición IU-BpA y Los Verdes frente al PSOE, pero eso no es excusa para exigir al representante del gobierno de Asturies que respete a todas las ideologías, y más cuando un diputado que lo sustenta se declara de esa ideología.

Un dirigente político debe mostrar un respeto hacia todas las opciones políticas democráticas y abandonar poses más típicas de personas autoritarias que de un representante elegido por sufragio. Uno no puede más que sentirse avergonzado de un personaje que se cree tan por encima de los demás que se permite este tipo de bufonadas sobre sus socios de gobierno, porque es fácil de imaginar que actitud tomará contra la gente que nos oponemos a su forma de gobernar y las políticas de destrucción del medioambiente, de obras faraónicas y de desvío de fondos públicos constantes hacia las grandes empresas y constructoras, y sobre todo al carácter autoritario de su forma de ejercer el poder.

Desde el máximo respeto hacia el BpA y asumiendo que comparto con ellos el hecho de apostar por una opción nacionalista, no me queda otro remedio que preguntarme cuales son las razones para apoyar este gobierno.  Aunque la cuestión no es óbice para mostrar mi más profundo rechazo a la falta de respeto del Presidente de Asturies, Tini Areces, hacia el Bloque por Asturies.