Café pa toos, sidra pa naide

marzo 15, 2010

 

La propuesta del artículu 18.3 de la Llei Xeneral de Comunicación Audiovisual, prohibiría la publicidá de la sidra fuera del horariu de 20:30 hores a les 6:00 hores. Ensin entrar nel discutiniu de meter nel mesmu saco les bébores de 1 a 20 graos, lo que si me gustaría ye destacar como se vuelvi al café pa toos, ensin tener en cuenta peculiaridaes o realidaes propies.

Siempre va haber el que defenda que tener en cuenta lo qu’ellos llamen “localismos” namá trai una feudalización de la sociedá, pero son los mesmos que cuando ciudadanos “estranxeros” critiquen los toros, salten diciendo que lo que pasa ye que nun entienden el so “arte” o los mesmos qu’amarguen al mundu enteru cola ñ, cada vegada qu’apaecen teclaos que nun inclúin tala lletra, considerándolo un ataque a la cultura española. Claro está que los sos “localismos” tán protexíos pola realidá estatal que tien una cultura y llingua oficial, marxinando o directamente intentando esaniciar, otres realidaes culturales non estatales.

Así atopemos qu’una norma estatal, una vegada más, nun tien en cuenta la realidá d’una zona con una cultura que nun entra na “oficial”, nesti casu Asturies y Euskadi. Rescampla que la sidra puede tratase como una bébora alcohólico ensin más, pero esi tratamientu namá demuestra una negación de la cultura de Asturies.

Casualmente los toros sálvense de toles normes de maltratu animal y de mataderos d’animales ¿por qué una tradición (abondo más discutible pol so componente sádica y cruel) puede salvase de les normes xenerales y una tradición asturiana non? Evidentemente, los toros son “cultura oficial” y a sidra non, asina de cenciellu.

Por desgracia tamos viviendo una dómina onde Europa fomenta la diversidá cultural como un elementu de bayura de la UE (menos de lo que debía, pero lo intenta), ente que l’estáu español sigue con una política de aculturización castellana y el “café pa toos” que se popularizó na transición española.

El problema ye que los poderes centrales del estáu nun creen nun procesu de descentralización real, y considérenlo como un elementu que pon en peligru la “unidá d’España” .Yo pregunto los ¿ciudadanos que nun compartimos la “cultura oficial” vamos tar más dispuestos a compartir un modelo políticu estatal imponiéndonos modelos, o si respeten (pidir que lo sofiten ye una quimera dempués de 30 años de democracia) la diversidá que compon anguaño l’Estáu español?

La realidá ye que mientres los modelos culturales oficiales puedan salvase de les riegles xenerales (como’l casu de los toros yá comentáu) pero s’impongan la uniformidá en tolos demás elementos d’otres cultures, volveremos falar de ciudadanos de primera y de segunda y asina difícilmente puede caltenese una mínima llealtá al sistema políticu que provoca tales desigualdaes.

Anuncios

Carta abierta a Diana Navarro

marzo 8, 2010

 

Estimada Diana:

 Tampoco es para “lapidarte” por tu actuación en la entrega del premio a Dixebra dentro de los Premios de la Música de este año, y creo que tus disculpas son sinceras y en ningún caso tuviste intención de ofender a los “asturfalantes”, pero me gustaría destacar tu falta de sensibilidad con esta problemática. Y me gustaría destacarla no por un deseo sádico de fijarme en los defectos ajenos (con los míos tengo más que de sobra), sino porque tu actuación me pareció el paradigma del comportamiento social y de buena parte de los medios de comunicación con el tema de la llingua asturiana y otras lenguas minorizadas, que se ve en casi todo el estado español.

Es indicativo de la falta de sensibilidad que una intervención en asturianu se responda con que si “yo habló en andalú, aquí no nos entendemos nadie”, y en los premios Goya hubiera galardonados que hablaran en inglés e italiano, sin que se doblara en TVE ni viera que los invitados tuvieran traducción simultánea, lo cual no provocó el más mínimo comentario entre los presentadores del acto. Con lo cual el argumento de no entenderlo o entenderlo se utiliza en un momento u otro, dependiendo de quién “fale”.

Pero esa no es la cuestión, sino tu carta de disculpa, cuando comentas que los Premios de la Música no eran el sitio adecuado para ese tipo de reivindicación. Me pregunto si ante otro tipo de reivindicación hubieras actuado igual, como el conocido No a la Guerra de los Goya cuando el estado español invadió Irak, o si Bebe por su canción de “Malo” hubiera recibido un premio y hubiera reivindicado una mejor protección a las mujeres y un largo etc. No es mi intención comparar unos problemas con otros, ni igualarlos ni nada parecido, sólo indicar que muchas reivindicaciones han utilizado espacios artísticos y relacionados con el arte para expresarse, sin que ello provocara problema alguno.

Mi querida Diana, también olvidas que en el mundo que nos ha tocado vivir, las minorías tenemos muy pocos espacios para hacernos oír y ante esas dificultades, es una muestra de sensibilidad y humanidad comprender que tales minorías utilicemos los pocos espacios de relevancia de los que dispongamos. Y sí, es una forma de “politizar” un acto, pero cuando vivimos en la “política espectáculo” que margina a la mayoría de las minorías al oscurantismo más absoluto, es deseable que la gente con más sensibilidad acepte esos “excesos”, y siempre consideré a los artistas personas con una especial sensibilidad.

Si llegaras a leer esto, mi única intención es que te animaras a conocer un poco más la realidad de la llingua asturiana y que ello mejorara tu capacidad de empatía con las personas que no tenemos reconocidos nuestros derechos civiles al 100%, por el hecho de hablar nuestra lengua materna. Pero tampoco dejes que te avasallen, que en Asturies hay mucho “babayu” que verá la paja en tu ojo, cuando él tiene una viga mucho más grande en el suyo al achacarte mala fe, en lo que yo entiendo como algo desafortunado y mero reflejo de la visión que se da del asturianu en el estado español, lo cual es culpa de los asturianos, no de una andaluza “con musa gracia”.


Si sal mal “yá lo dicía yo” si sal bien “veíase venir”

marzo 2, 2010

El II Congreso d’UNA y la so propuesta de crear un Espaciu Políticu Asturianu pa les eleiciones de 2011, que la so forma y concreción tendría qu’afaese colos actores qu’apostaren por esta propuesta, y con una forma flexible dependiendo de los estremaos ámbitos de los que falemos, disparó’l mundu “nacionalista-web asturianu” colos sos comentarios, idees, etc.

 Evidentemente, estos comentarios son contradictorios, caúnu curiosa pola so opción y sobremanera plantégense dende la soledá del cibernauta que nun participa viviegamente no que diz defender o apostar. Asina, de casi tolos comentarios vese un insoportable <<si sal mal “yá lo dicía yo” o si sal bien “veíase venir”>>. Lo que tola vida llamóse políticos “de chigre” ta convirtiéndose en “ciberpolíticos”, y l’inmensa mayoría d’ellos pa criticar y defender la so “visión” de la realidá, lo cual ye lexítimu cuando falamos de temes xenerales (nun sé, la paz mundial) pero desesperante y frustrante pa les persones que trabayen día a día por un proyectu y tienen una sensación (falsa na mayoría de los casos) de que la xente más interesada en tal proyectu, nada más quieren dinamitarlo.

 Mi primer comentariu ye pa les persones que trabayen día a día por un proyectu, ya que les crítiques que reciben dende la rede son “infundaes”, non porque tengan o nun tengan razón nos sos allugamientos, que sería lo de menos, si non pol desconocimientu del día a día, les dificultaes de llevar a cabu cualesquier acción colectiva, sobremanera dende la falta de recursos y tiempu na que se mueven casi tolos proyectos alternativos de sociedá. Pa mi, son estes persones les que tienen “drechu a equivocar” y les que van recibir el mio sofitu, apostando pola opción que más s’axuste a la mio visión de la realidá asturiana, non al aviesu, esperar qu’una organización afáigase a la mio visión de la realidá, lo cual amás d’imposible, namá demuestra una arrogancia infantil y un complexu d’inferioridá adolescente, qu’énte la imposibilidá d’enfrentase a razones defende les sos posiciones dende la soledá o dende’l grupu más íntimu d’amigos (ciberamigos nesti casu).

 Mi segundu comentariu va pa los “ciberpolíticos” que miren a les organizaciones pa dar la so opinión, ensin apurrir la so conocencia y esfuerciu (enormes como sabe cualesquier que participara en política) nel día a día, en xuntes, ellaboración de documentos, montando actos, colando carteles, etc. y tienen l’arrogancia de criticar a los que si faen y si trabayen.

 Y a toes estes persones qu’amosaron interés nel proyectu de crear un Espaciu Políticu Asturianu, pído-yos que suelten el tecláu y el ratón y avérense al colectivu que quieran qu’ente a formar parte d’esi Espaciu Políticu Asturianu, pa trabayar día a día nesi proyectu y en cuenta de criticar y dar lleiciones, escriban la so esperiencia del trabayu políticu real. Toi convencíu qu’asina, ayudaríen realmente a construyir una alternativa dende Asturies y pa Asturies.

 Homenaxe a Xune Elipe