¿Oportunismu antinuclear?

marzo 16, 2011

 

Toi viendo munchos comentarios en contra la movilización “nucleares non, nin equí nin en Xapón” acusándola de oportunista, partiendo de que toa crítica ye respetable, nun puedo más qu’amosar el mio fondu refugu a estes acusaciones.

Oportunismu dase cuando un colectivu o grupu de persones ante un fechu puntual y utilizando esi fechu casi puramente como argumentu, saca un tema a colación ensin tener un trabayu previu sobre tal tema, y de normal basáu en cuestiones viscerales o sentimentales, onde les temes de seguridá ciudadana son un bon exemplu o cuando asoceden delitos especialmente crueles y un llargu etc. que toes y toos conocemos.

Gustaríame recordar que nestos últimos dolce meses, por non remontame más tras, vivimos l’alderique sobre’l zarru de Garoña o l’alderique sobre’l xiru na política nuclear del PSOE ,y ensin dir más allá Greenpeace con 20 activistes asaltó esti febreru la central nuclear de Cofrentes dexando n’evidencia la pésima seguridá de la mesma.

Oportunismu tamién ye cuando s’utiliza un fechu puntual pa faer un xiru copernicanu nuna posición, de normal difícilmente xustificable, usando esi fechu contra les argumentaciones enantes utilizaes, yá que se considera que les deslegitima radicalmente . Un casu bien recién viose nel Magreb, onde los nuesos amigos d’ayeri convertir nos dictadores tiránicos de güei, namá por reprimir a muncha xente xunto porque cuando la reprimía en puquiñinos yera totalmente asumible. Vese como un fechu puntual, la represión masiva, deslegitima de repente tolos argumentos d’amistá, como los de la estabilidá, desenvolvimientu humanu y económicu de la zona, parar l’islamismu radical y etc. Esti tipu d’actuaciones si son oportunistes.

Con tolos mios respetos, los antinucleares nun tán camudando d’opinión, pidieron, piden y van pidir el fin del usu de la enerxía nuclear polos riegos inasumibles que produz, la falta de respuesta pa la eliminación de los residuos radiactivos y el oscurantismo na xestión de los mesmos, poles constantes tapecimientos d’información sobre les sos incidencies y pola cantidá de vegaes que se punxo n’evidencia la so falta de seguridá, como la que mentamos enantes, ente otros munchos motivos.

Tampoco se tán amosando situaciones especialmente viscerales, con cadabres, enfermos pola radiación o zones destrozaes pola enerxía nuclear, namá se recuerda lo dicho con un exemplu real, el riesgu ye inasumible y ello con independencia de les consecuencies finales d’esti desastre, yá que si finalmente los daños redúcense al máximu, que yá que sía asina, los argumentos van siguir siendo igual de valíos ¿podemos asumir esi riesgu? ¿tenemos d’asumir esi riesgu? ¿queremos asumir esi riesgu? Eses son les entrugues que plantegemos, tamos plantegando y vamos plantegar dende’l movimientu antinuclear, ensin oportunismos y con argumentos.

Anuncios

¿Oportunismo antinuclear?

marzo 16, 2011

 

Estoy viendo muchos comentarios en contra la movilización “nucleares no, ni aquí ni en Japón” acusándola de oportunista, partiendo de que toda crítica es respetable, no puedo más que mostrar mi profundo rechazo a estas acusaciones.

Oportunismo se da cuando un colectivo o grupo de personas ante un hecho puntual y utilizando ese hecho casi exclusivamente como argumento, saca un tema a colación sin tener un trabajo previo sobre tal tema, y normalmente basado en cuestiones viscerales o sentimentales, donde los temas de seguridad ciudadana son un buen ejemplo o cuando suceden delitos especialmente crueles y un largo etc. que todas y todos conocemos.

Me gustaría recordar que en estos últimos doce meses, por no remontarme más atrás, hemos vivido el debate sobre el cierre de Garoña o el debate sobre el giro en la política nuclear del PSOE, y sin ir más lejos Greenpeace con 20 activistas asaltó este febrero la central nuclear de Cofrentes dejando en evidencia la pésima seguridad de la misma.

Oportunismo también se da cuando se utiliza un hecho puntual para hacer un giro copernicano en una posición, normalmente difícilmente justificable, usando ese hecho contra las argumentaciones anteriormente utilizadas, ya que se considera que las deslegitima radicalmente. Un caso muy reciente lo vivimos en el Magreb, donde nuestros amigos de ayer se convirtieron en los dictadores tiránicos de hoy, sólo por reprimir a mucha gente junta porque cuando la reprimía en poquitos en poquitos era totalmente asumible. Se ve como un hecho puntual, la represión masiva, deslegitima repentinamente todos los argumentos de amistad, como los de la estabilidad, desarrollo humano y económico de la zona, parar el islamismo radical y etc. Este tipo de actuaciones si son oportunistas.

Con todos mis respetos, los antinucleares no están cambiando de opinión, pidieron, piden y pedirán el fin del uso de la energía nuclear por los riegos inasumibles que produce, la falta de respuesta para la eliminación de los residuos radiactivos y el oscurantismo en la gestión de los mismo, por las constantes ocultaciones de información sobre sus incidencias y por la cantidad de veces que se ha puesto en evidencia su falta de seguridad, como la que mencionamos anteriormente, entre otros muchos motivos.

Tampoco se están mostrando situaciones especialmente viscerales, con cadáveres, enfermos por la radiación o zonas devastadas por la energía nuclear, sólo se recuerda lo dicho con un ejemplo real, el riesgo es inasumible y ello con independencia de las consecuencias finales de este desastre, ya que si finalmente los daños se minimizan al máximo, que ojalá sea así, los argumentos seguirán siendo igual de validos ¿podemos asumir ese riesgo? ¿debemos asumir ese riesgo? ¿queremos asumir ese riesgo? Esas son las preguntas que hemos planteado, estamos planteando y plantearemos desde el movimiento antinuclear, sin oportunismos y con argumentos.