Estaya abierta y el movimientu 15 M

Nel II Congresu d’UNA, nel alderique estatutariu, propunxi la creación de la idea de Estaya  Abierta, que nun yera más que proponer un modelu de xunta abiertu a la participación de colectivos y persones independientes d’UNA, dándo-y tolos derechos d’un militante nesa xunta concreta. Hai que pensar qu’eses xuntes les convoca UNA cuando creya conveniente.

Tal propuesta foi refugada nel congresu, dientro del alderique democráticu y ensin nenguna torga por que saliera, yá que nun recibió’l sofitu de les mios compañeres y compañeros. Ente les crítiques a la idea, nel meyor sentíu de la palabra crítica, taba que se devaluaba la figura del militante, cuidao que calteniendo les sos obligaciones dexa a persones, que nun teníen tales obligaciones, tener les sos mesmos derechos. Crítica razonada y razonable ensin dulda.

Pero vistu una vegada asocedíu’l 15 M, la mio autocrítica a la idea céntrase non na devaluación de la idea del militante, sinón no llimitada ya insuficiente de la propuesta pa llograr conectar la organización cola vida real que “ta ahí fuera”. Por desgracia nun tengo respuestes pa llograr tal conexón, pero si una serie d’entrugues, que creo que toes y toos tenemos de planteganos:

 1) ¿Cuál ye la función d’una organización política?

Paez que la respuesta ye senciella, defender una concreta visión de la sociedá, dirixíu por una cierta cosmovisión, o dichu más claramente, por una ideoloxía más o menos difusa en cada casu. Pero atopamos a nteuna gran problemática, cuando la realidá ye tan cambiante y camuda a una velocidá tal que les reformulaciones coyunturales del ideariu de la organización van bien por detrás de la sociedá, ¿qué sentíu tien defender unes idees que nun se basen na realidá esistente?

2) ¿Qué ye ser un militante?

Nuevamente podemos partir d’una respuesta senciella, la persona que se venceya a una organización y trabaya activamente por espandir l’ideariu y propuestes de la mesma. Esto ye, la mayoría de los acampaos nun son militantes, pero les persones que reparten los sos panfletos de les organizaciones en tales acampaes sí. Paez una vegada más que la idea de militante nun puede ser la mesma que fai 50, 40, 30, 20, 10 ya inclusive 5 años. La organización que sepa, cosa qu’el qu’escribe nun tien nin idea de cómo faelo, redefinir la idea de militante y venceyar la mesma a una nueva forma de participar nes organizaciones, anque nun sía como les entendemos anguaño, tien munches posibilidaes de convertise nun verdaderu referente frente al  modelu actual.

3) ¿Cómo tien d’actuar una organización política ante los movimientos sociales?

Equí directamente namá se dicir lo que nun tien de faer, nun debe arrogarse la función de “ser voz de naide” que nun se lo pidió, como sueli ser el casu. Nun tien de confundir espacios, onde actúa un movimientu social, nun tien de participar una organización política como tal organización (non vale lo de tamos como persones individuales que de casualidá toos actúen igual, yá somos mayorcitos pa engañabobos). Y tampoco tien d’asumir de forma acrítica les sos propuestes, por casu les reformes electorales que propón el 15 M paécenme de bien poca trescendencia real, yá que nun piden daqué distintu a como se vota al Senáu ensin qu’ello suponga nada na práctica, y qu’entemecen lóxiques de sistemes políticos distintos, que pueden faer la so propuestes claramente contraproducentes (aumentar el personalismu nes organizaciones).

 Repito qu’ensin tener les respuestes, paezme qu’estes entrugues ye urxente plantegales, y de xuru vamos precisar la prueba y erru p’aprender a cómo actuar, pero l’únicu erru que nun va tener solución ye l’inmovilismu, que sicasí suel ser la respuesta más común de les organizaciones ante les nueves situaciones, ante la sensación de riesgu que se deriven de tal incertidume.

 Pero creo que conceutos como valores, trabayu en rede, organización flexible (actuar d’una forma o otra según l’ámbitu), permeabilidá, etc. van ganar peso frente a conceutos como ideoloxía, partíu o militante ..

Anuncios

One Response to Estaya abierta y el movimientu 15 M

  1. Compañeru dice:

    Pero Daniel, solo faltaba a les organizaciones convocar asamblees p’aguantar a tolos chiflaos que tan diendo a les del 15-M.
    Ta bien que la xente s’esprese pero’l 90% de lo que se diz son coses ensin nengún tipu de sentíu nin argumentación y qu’a una organización nun-y diben aportar gran cosa.
    Una cosa ye escuchar y deprender de los movimientos sociales y otra ye abrir espacios indefiníos, con xente indefinida y argumentos indefiníos.
    Lo interesante del 15-M nun ye la xente que fai propuestes nes asamblees. Lo interesante ye como se consigue movilizar a miles de persones que tán en casa y salen a protestar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: