La mal llamada Llei antiterrorista y la detención de militantes del PCPE en Candás

junio 15, 2011

Llevantóme nel día de güei (15 de xunu de 2011) cola detención d’un compañeru y una compañera del PCPE en Candás, y como non, aplicando la Llei antiterrorista, que anula la mayoría de derechos del deteníu. La Llei antiterrorista critícala non yá los “pérfidos nacionalistes ya izquierdiegos” sinón una organización tan radical como la ONU, que según la persona encargada de velar polos Derechos Humanos n’España en 2008 Martin Scheinin, la tal mentada llei entraba ente la so s esmoliciones por:

 “Además, la vaguedad de algunas disposiciones del Código Penal español sobre los delitos de terrorismo, conlleva el riesgo de adentrarse en una “pendiente resbaladiza”, es decir, la ampliación gradual del concepto de terrorismo a conductas que no suponen ni tienen suficiente relación con la comisión de actos de violencia graves contra los ciudadanos. Ese aspecto resulta especialmente preocupante a la luz de las medidas que se ponen en marcha cuando un delito se califica de terrorismo: la detención incomunicada; la competencia exclusiva de la Audiencia Nacional; la posibilidad de mantener a los sospechosos de terrorismo en prisión provisional por un período de hasta cuatro años; el agravamiento de las penas y a menudo también la modificación de las normas relativas al cumplimiento de las penas.”

 (Informe del Relator Especial sobre la promoción y la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo 16/12/2008)

 Esto cenciellamente reconoz que la Llei antiterrorista ye una llei política de represión xeneralizada contra cualquier persona que pase-y pela cabeza al gobernante. Asina’l delitu que xustifica, partiendo de que nun esiste prueba de que los deteníos tuvieren nada que ver con él, ye quemar dos caxeros automáticos en Llangréu nes últimes movilizaciones y protestes de Duro Felguera. La entruga rescampla ¿qué tien que ver esto con terrorismu?

La verdadera condena nun ye que fallen contra’l deteníu, cosa que de normal nun asocede, por agora, con aberraciones xurídiques como en casu del periódicu Egunkaria , que como’l mesmu xuez tuvo que reconocer, nun esistía más venceyo con ETA que tar escritu en vascu, lo qu’evidentemente nun ye venceyu de nada y con nada.

La condena ye que te apliquen les midíes cautelares que vienen na mesma Llei antiterrorista,l o qu’en sí mesma supon una clara vulneración de los derechos civiles, llegalizaes de facto. Cola gravedá de que so la Llei a ntiterrorista nun esiste una tutela xudicial efectiva de los deteníos y onde l’aplicación de la tortura asocede con la más absoluta impunidá:

 “Al Relator Especial le preocupan hondamente las denuncias de torturas y malos tratos presentadas por sospechosos de terrorismo a los que se ha mantenido en régimen de incomunicación, así como la información según la cual las autoridades españolas hacen sistemáticamente caso omiso de esas denuncias.”

 (Informe del Relator Especial sobre la promoción y la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo 16/12/2008)

 Ante esti panorama, para a ser irrelevante qu’una persona cometiera tal delitu o non, yá que tamos falando d’una ferrameinta de represión, empobinada a acallantar a cualquier persona que tea en contra del status quo. Dende esta perspectiva tenemos de tratar la so aplicación, porque la judicialización del alderique alredor de les pruebes, supuestos fechos, etc. ye a cencielles “l’envoltoriu” de llegalidá d’una norma qu’ataca los derechos políticos y civiles de la ciudadanía.

Agora quieren aplicar la Llei antiterrorista contra les compañeres y compañeros del PCPE, como enantes yá la aplicaron o intentaron aplicar a otres persones que nada tienen que ver con actividaes terroristes, col únicu fin d’amedrananos y asustanos, y verdaderamente ye que normas da-yos formes pa llogralo.

Dende equí tola mio solidaridá y compromisu col PCPE, porque ante estos ataques toos somos igual de víctimes y namá vamos poder anular esta violación contra los nuesos derechos actuando de forma conxunta.


La mal llamada Ley antiterrorista y la detención de militantes del PCPE en Candás

junio 15, 2011

Me levantó en el día de hoy (15 de junio de 2011) con la detención de un compañero y una compañera del PCPE en Candás, y como no, aplicando la Ley antiterrorista, la cual anula la mayoría de derechos del detenido. La Ley antiterrorista no sólo la criticamos los “pérfidos nacionalistas e izquierdosos” sino una organización tan radical como la ONU, que según la persona encargada de velar por los Derechos Humanos en España en 2008 Martin Scheinin, la tal mencionada ley entraba entre sus preocupaciones por: 

“Además, la vaguedad de algunas disposiciones del Código Penal español sobre los delitos de terrorismo, conlleva el riesgo de adentrarse en una “pendiente resbaladiza”, es decir, la ampliación gradual del concepto de terrorismo a conductas que no suponen ni tienen suficiente relación con la comisión de actos de violencia graves contra los ciudadanos. Ese aspecto resulta especialmente preocupante a la luz de las medidas que se ponen en marcha cuando un delito se califica de terrorismo: la detención incomunicada; la competencia exclusiva de la Audiencia Nacional; la posibilidad de mantener a los sospechosos de terrorismo en prisión provisional por un período de hasta cuatro años; el agravamiento de las penas y a menudo también la modificación de las normas relativas al cumplimiento de las penas.” 

(Informe del Relator Especial sobre la promoción y la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo 16/12/2008)

 Esto sencillamente reconoce que la Ley antiterrorista en una ley política de represión generalizada contra cualquier persona que se la pase por la cabeza al gobernante. Así el delito que justifica, partiendo de que no existe prueba de que los detenidos hayan tenido nada que ver con él, es quemar dos cajeros automáticos en Llangréu en las últimas movilizaciones y protestas de Duro Felguera. La pregunta es evidente ¿qué tiene que ver esto con terrorismo?

La verdadera condena no es que fallen contra el detenido, cosa que normalmente no sucede, por ahora, con aberraciones jurídicas como en caso del periódico Egunkaria, que como el propio juez tuvo que reconocer, no existía más vinculo con ETA que estar escrito en vasco, lo que evidentemente no es vínculo de nada y con nada.

La condena es que te apliquen las medidas cautelares que vienen en la propia Ley antiterrorista, lo que en sí misma supone una clara vulneración de los derechos civiles, legalizadas de facto. Con la gravedad de que bajo la Ley antiterrorista no existe una tutela judicial efectiva de los detenidos y donde la aplicación de la tortura ocurre bajo la más absoluta impunidad:

 “Al Relator Especial le preocupan hondamente las denuncias de torturas y malos tratos presentadas por sospechosos de terrorismo a los que se ha mantenido en régimen de incomunicación, así como la información según la cual las autoridades españolas hacen sistemáticamente caso omiso de esas denuncias.”

 (Informe del Relator Especial sobre la promoción y la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo 16/12/2008)

 Ante este panorama, para a ser irrelevante que una persona haya cometido tal delito o no, ya que estamos hablando de un instrumento de represión, orientada a acallar a cualquier persona que esté en contra del status quo. Desde esta perspectiva debemos tratar su aplicación, porque la judicialización del debate alrededor de las pruebas, supuestos hechos, etc. es simplemente el “envoltorio” de legalidad de una norma que ataca los derechos políticos y civiles de la ciudadanía.

Ahora quieren aplicar la Ley antiterrorista contra las compañeras y compañeros del PCPE, como anteriormente ya la han aplicado o intentado a aplicar a otras personas que nada tienen que ver con actividades terroristas, con el único fin de intimidarnos y asustarnos, y ciertamente es que norma les da instrumentos para lograrlo.

Desde aquí toda mi solidaridad y compromiso con el PCPE, porque ante estos ataques todos somos igual de víctimas y sólo podremos anular esta violación contra nuestros derechos actuando de forma conjunta.


La madurez política de Asturianistes por Nava: (ast)

junio 13, 2011

Cenciellamente una sorpresa foi que Asturianistes por Nava (ApN), integrada na coalición Compromisu por Asturies, fora la segunda fuerza electoral naveta y entá ye más, que llograren l’alcaldía de Nava colos votos de FAC y PP. Y esta situación cola un claru cambéu na política asturiana, o eso gústame creer, que se basa na madurez política.

Y esa madurez nun se basa tantu nel resultu final, ye dicir llograr l’alcaldía de Nava, sinón nel fechu de negociar y falar de forma directa y ensin subterfugios con FAC y PP. Colos primeros puede defendese la conexón “asturianista”, cosa que personalmente nun acepto cuidao qu’el so asturianismu paezme oportunista y coyuntural (ayeri mesmu yeren españolistes de primer orde), pero espero que’l tiempu de-yos la razón, pero difícilmente esplicable col PP.

Pero lo que pasó ye más senciellu, falar d’un programa pa Nava, non de les sigles, non del Principáu de Asturies, non de si Zapatero tien o non qu’adelantrar les elecciones, y de les persones más afayadices pa dirixir el Conceyu, y neso si hai un consensu, el ex Alcalde Claudio Escobio nun tendría de siguir como la cabeza política del conceyu pola so nula capacidá, la so subordinación al PSOE frente a los intereses de Nava y finalmente a la so prepotencia ensin llendes.

Ello ye que, como se recueye en diverses informaciones periodístiques, Emilio Ballesteros, númberu unu de ApN y actual Alcalde, sentose nel Plenu pensando que diba siguir cuatro año más na oposición, ante la negativa del PP a cerrar el pactu con ApN y FAC. Pero’l PP nun tenía motivos pa cerrar tal alcuerdu, conocía la demanda social de cambéu y ApN faló col PP ensin escuses, ensin escondese en necesidaes históriques que xustifiquen esceiciones planetaries en terminoloxía de Leire Pajín, sinón na más pura normalidá d’alcuerdos programáticos y persones pa llevalos a cabu.

Madurez política ye tener claro que ApN tien votos de les navetes y navetos y respuende ante ellos, non ante la esquierda xixonesa, los nacionalista uvieinos o la editorial d’El País o El Mundu (qu’evidentemente non los mentarán). Madurez política ye comprometese con un programa electoral y lluchar por llevalu a cabu, y nun presumir nos chigres de les pergrandes idees que tenemos, pero engurrianos ante la realidá. Dalgunos van llamame posibilista, yá lo aforro yo, sí soi posibilista y creo nes persones que creen nes sos posibilidaes pa camudar les coses, y na responsabilidá de los qu’apuesten per un camín y si nun abre les puertes a los cambeos que deseyen, busquen nueves puertes pa llogralo.

Y finalmente madurez política ye asumir les consecuencies de los actos, saber que va haber crítiques, conocer los riegos de la opción adoptada, asumir l’erru si hai, y esplicar los ésitos si llógrense, pero eso cualesquier que conoza a los integrantes de ApN ni lo plantegen, porque a cencielles ta nel so ADN. La lóxica de ApN esplicala unu de los sos dirixentes cuando-y entrugaron por qué taba en ApN si podía tar n’otres organizaciones más “poderoses” que lu recibiríen colos brazos abiertos y esplicolo bien cenciellamente, “tu vas dir nun carru y yo nun carretillo, pero’l mio carretillo ta llimpiu y el to carru llenu cuchu” y gustaríame añedir dende’l cariñu más grande que-yos tengo a ApN, recordar los carretillo anden pol cuchu pa poder faer el trabayu, que les coses importantes vaigan dientro de la carretilla y lleguen a bon puertu llimpies y dignes … gracies ApN.


La madurez política de Asturianistes por Nava: (cast)

junio 13, 2011

 

Sencillamente una sorpresa fue que Asturianistes por Nava (ApN), integrada en la coalición Compromisu por Asturies, fuera la segunda fuerza electoral naveta y aún más, que lograran la alcaldía de Nava con los votos de FAC y PP. Y esta situación marcha un claro cambio en la política asturiana, o eso me gusta creer, que se basa en la madurez política.

Y esa madurez no se basa tanto en el resultado final, es decir lograr la alcaldía de Nava, sino en el hecho de negociar y hablar de forma directa y sin subterfugios con FAC y PP. Con los primeros se puede defender la conexión “asturianistas”, cosa que personalmente no acepto dado que su asturianismo me parece oportunista y coyuntural (ayer mismo eran españolistas de primer orden), pero espero que el tiempo les de la razón, pero difícilmente explicable con el PP.

Pero lo que pasó es más sencillo, se habló de un programa para Nava, no de las siglas, no del Principado de Asturies, no de si Zapatero tiene o no que adelantar las elecciones, y de las personas más adecuadas para dirigir el Ayuntamiento, y en eso si hay un consenso, al ex Alcalde Claudio Escobio, no debería seguir como la cabeza política del municipio por su nula capacidad, su subordinación al PSOE frente a los intereses de Nava y finalmente a su prepotencia sin límites.

De hecho, como se recoge en diversas informaciones periodísticas, Emilio Ballesteros, número uno de ApN y actual Alcalde, se sentó en el Pleno pensado que iba a continuar cuatro años más en la oposición, ante la negativa del PP a cerrar el pacto con ApN y FAC. Pero el PP no tenía motivos para cerrar tal acuerdo, conocía la demanda social de cambio y ApN habló con el PP sin excusas, sin esconderse en necesidades históricas que justifican excepciones planetarias en terminología de Leire Pajín, sino en la más pura normalidad de acuerdos programáticos y personas para llevarlos a cabo.

Madurez política es tener claro que ApN tiene votos de las navetas y navetos y responde ante ellos, no ante la izquierda xixonesa, los nacionalista uvieinos o la editorial de El País o El Mundo (que evidentemente no los mencionarán). Madurez política es comprometerse con un programa electoral y luchar por llevarlo a cabo, y no presumir en los chigres de las grandísimas ideas que tenemos, pero arrugarnos ante la realidad. Algunos me llamarán posibilista, ya se lo ahorro yo, sí soy posibilista y creo en las personas que creen en sus posibilidades para cambiar las cosas, y en la responsabilidad de los que apuestan por un camino y si no abre las puertas a los cambios que desean, buscan nuevas puertas para lograrlo.

Y finalmente madurez política es asumir las consecuencias de los actos, saber que habrá críticas, conocer los riegos de la opción adoptada, asumir el error si lo hay y explicar los éxitos si se logran, pero eso cualquiera que conozca a los integrantes de ApN ni se lo plantean, porque simplemente está en su ADN. La lógica de ApN la explicó uno de sus dirigentes cuando le preguntaron por qué estaba en ApN si podía estar en otras organizaciones más “poderosas” que lo recibirían con los brazos abiertos y lo explicó muy sencillamente, “tu irás en un carro y yo en un carretillo, pero mi carretillo está limpio y tu carro lleno cuchu” y me gustaría añadirles desde el cariño más grande que les tengo a ApN, recordar los carretillo andan por el cuchu para poder hacer el trabajo, que las cosas importantes vayan dentro de la carretilla y lleguen a buen puerto limpias y dignas … gracias ApN.