La mal llamada Ley antiterrorista y la detención de militantes del PCPE en Candás

Me levantó en el día de hoy (15 de junio de 2011) con la detención de un compañero y una compañera del PCPE en Candás, y como no, aplicando la Ley antiterrorista, la cual anula la mayoría de derechos del detenido. La Ley antiterrorista no sólo la criticamos los “pérfidos nacionalistas e izquierdosos” sino una organización tan radical como la ONU, que según la persona encargada de velar por los Derechos Humanos en España en 2008 Martin Scheinin, la tal mencionada ley entraba entre sus preocupaciones por: 

“Además, la vaguedad de algunas disposiciones del Código Penal español sobre los delitos de terrorismo, conlleva el riesgo de adentrarse en una “pendiente resbaladiza”, es decir, la ampliación gradual del concepto de terrorismo a conductas que no suponen ni tienen suficiente relación con la comisión de actos de violencia graves contra los ciudadanos. Ese aspecto resulta especialmente preocupante a la luz de las medidas que se ponen en marcha cuando un delito se califica de terrorismo: la detención incomunicada; la competencia exclusiva de la Audiencia Nacional; la posibilidad de mantener a los sospechosos de terrorismo en prisión provisional por un período de hasta cuatro años; el agravamiento de las penas y a menudo también la modificación de las normas relativas al cumplimiento de las penas.” 

(Informe del Relator Especial sobre la promoción y la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo 16/12/2008)

 Esto sencillamente reconoce que la Ley antiterrorista en una ley política de represión generalizada contra cualquier persona que se la pase por la cabeza al gobernante. Así el delito que justifica, partiendo de que no existe prueba de que los detenidos hayan tenido nada que ver con él, es quemar dos cajeros automáticos en Llangréu en las últimas movilizaciones y protestas de Duro Felguera. La pregunta es evidente ¿qué tiene que ver esto con terrorismo?

La verdadera condena no es que fallen contra el detenido, cosa que normalmente no sucede, por ahora, con aberraciones jurídicas como en caso del periódico Egunkaria, que como el propio juez tuvo que reconocer, no existía más vinculo con ETA que estar escrito en vasco, lo que evidentemente no es vínculo de nada y con nada.

La condena es que te apliquen las medidas cautelares que vienen en la propia Ley antiterrorista, lo que en sí misma supone una clara vulneración de los derechos civiles, legalizadas de facto. Con la gravedad de que bajo la Ley antiterrorista no existe una tutela judicial efectiva de los detenidos y donde la aplicación de la tortura ocurre bajo la más absoluta impunidad:

 “Al Relator Especial le preocupan hondamente las denuncias de torturas y malos tratos presentadas por sospechosos de terrorismo a los que se ha mantenido en régimen de incomunicación, así como la información según la cual las autoridades españolas hacen sistemáticamente caso omiso de esas denuncias.”

 (Informe del Relator Especial sobre la promoción y la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo 16/12/2008)

 Ante este panorama, para a ser irrelevante que una persona haya cometido tal delito o no, ya que estamos hablando de un instrumento de represión, orientada a acallar a cualquier persona que esté en contra del status quo. Desde esta perspectiva debemos tratar su aplicación, porque la judicialización del debate alrededor de las pruebas, supuestos hechos, etc. es simplemente el “envoltorio” de legalidad de una norma que ataca los derechos políticos y civiles de la ciudadanía.

Ahora quieren aplicar la Ley antiterrorista contra las compañeras y compañeros del PCPE, como anteriormente ya la han aplicado o intentado a aplicar a otras personas que nada tienen que ver con actividades terroristas, con el único fin de intimidarnos y asustarnos, y ciertamente es que norma les da instrumentos para lograrlo.

Desde aquí toda mi solidaridad y compromiso con el PCPE, porque ante estos ataques todos somos igual de víctimas y sólo podremos anular esta violación contra nuestros derechos actuando de forma conjunta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: