Izquierda Abierta, Espacio Plural y Equo

Llamazares decidió salir del armario, políticamente hablando, y el sector llamazarista de IU acaba de constituir un nuevo partido, Izquierda Abierta (IAb), con su correspondiente manifiesto como es lógico. Realmente es difícil de interpretar si Izquierda Abierta es una “enfermedad”, un “síntoma” o un “medicamento” para la situación de la izquierda estatal.

Parece claro que IAb tiene un claro objetivo, lograr una alianza con Espacio Plural y Equo sin soltarse de las amarras de IU, ya que el nuevo partido continuara dentro de IU. Por una parte hay una lógica clara, estamos hablando de organizaciones que en gran medida son escisiones o socios de IU, por lo tanto ¿por qué no volver a juntarnos todos nuevamente? y crear ese manido referente de la izquierda.

Por desgracia la imposibilidad de ese “acuerdo” se recoge en el propio manifiesto (o llamada como leí en algún medio), que además de breve, lo cual puede ser hasta una virtud, es vacio y lleno de lugares comunes, pero que sólo propone -todos juntos estamos mejor que por separado- acompañado del correspondiente brindis al sol al calor del 15M.

El problema de fondo es que todos vemos, y recoge el propio manifiesto, es que IU es una burocracia más del Estado español, y como tal inútil para afrontar una visión alternativa a la realidad existente, como toda burocracia gestiona lo que hay, nunca la cuestiona, modifica procedimientos, no discute las lógicas y al final de mes cobra su nómina. Lo que está bien para un trabajador público, es la muerte de una organización que dice buscar la transformación social. En ese sentido el manifiesto tiene un párrafo ejemplificador:

Pensamos que la configuración de este frente amplio es el mejor camino para dar cauce político a algunas iniciativas sociales urgentes: el rechazo a los recortes y las privatizaciones, la nueva regulación de los procedimientos especulativos y bancarios injustos, la reforma de la ley electoral y el aliento de una democracia regenerada, transparente y participativa.

Si cerráis muy fuerte los ojos y repetís este párrafo mentalmente, podéis escuchar perfectamente a Rubalcaba en su discurso de presentación como candidato socialista. No es broma, Rubalcaba defendió regular el mercado financiero y ponerle algún impuesto nuevo, que había que pensar en la reforma electoral porque era de justicia, refiriéndose expresamente al modelo alemán, y defendió con ahínco que la sanidad y educación pública no se tocan, vamos lo que su gobierno dejo sin tocar se sobreentiende. Y por supuesto con su brindis al sol hacia el movimiento 15M, eso no puede faltar.

El avance electoral de la “derecha” no puede ser un motivo para unir a la “izquierda”, la “izquierda” tiene que unirse bajo un principios comunes y forma de organizarse horizontal y desde la movilización social. Porque de lo contrario cuando Cayo Lara vaya a impedir un desalojo de un hipotecado, lo zarandearán, y nos veremos obligados a usar las mismas frases que las derechas, que atropello que alboroto, oye piojoso que soy la autoridad, etc. No podemos pedir compromiso con nuestro proyecto político sin comprometernos con las luchas sociales, y a poder ser sin esperar a los meses anteriores de las elecciones.

Izquierda Abierta dentro de IU es más de lo mismo, buenas palabras, y sin embargo fuera de IU no tiene sentido, porque vive alejada de las realidad social que defiende un modelo diferente de sociedad, porque los burócratas sólo gestionan y lo único que pueden gestionar es IU.

La llamada de Izquierda Abierta a Espacio Plural y Equo está generando de mano recelos según los medios de comunicación que están siguiendo estos procesos, bastante lógico para cualquiera que haya vivido la vida burocrática de IU (como el que escribe) y conoce su funcionamiento interno, con el peso del PCE y sus eternas luchas familiares. Claro IAb pretende cambiar esos procedimientos y ganar autonomía del PCE, pero entonces qué razón hay para estar en IU, sólo una, su peso electoral, mal argumento para los que quieren construir una sociedad alternativa.

Ya defendí hace tiempo que UNA (antes de su proyecto conjunto con el Bloque) apostara por Espacio Plural, en Asturies y Espaciu Plural, precisamente porque está apostando por una forma distinta de hacer las cosas que se basa en unos principios comunes, no una estructura centralizada, filosofía que recogí de un compañero de Chunta Aragonesista, Daniel Ripa, que en su intervención en nuestro II Congreso señaló que “Chunta apoya a UNA no por la fuerza de sus votos, sino por sus principios, que son los nuestros”. Así sí, así construimos, así compartimos, así hacemos las cosas diferentes y por lo tanto, podemos convencer. Como comentario recriminar a IAb que hablando de que “Hay que articular en un impulso común las diversas perspectivas ideológicas y territoriales”, pocos amigos va a encontrar fuera de Castilla y los que creen que viven en territorios de Castilla, pero señores de IAb salgan de Madrit, Madrit, Madrit, que no somos territorios tenemos nombre y apellidos.

Equo tiene que escoger entre la independencia de un proyecto verde y de equidad social, aún en estado embrionario, o convertirse en la muleta verde de otra organización, por ahora están defendiendo la autonomía del proyecto, lo que es incompatible con una IU por muy abierta que sea, porque un ecologismo real no tiene cabida con un PCE decimonónico, como ya se vivió en Catalunya con el enfrentamiento entre IU e Iniciativa, en la que IU resultó clara perdedora, y demostró su incapacidad para convivir con otras familias ideológicas más allá de la comunista. Cierto es que IAb se presenta como un antídoto contra esta forma de “ser” de IU, pero reitero, de una forma muy poco creíble, más por obligación que por devoción, cualquiera que analice los resultados de Espacio Plural (los partidos que lo integran vamos) podrá percatarse de ello.

Así veo a IAb como una enfermedad de la izquierda institucional, que siempre modula su discurso para seguir siendo institucional, no al revés, desde un discurso alternativo llegar a las instituciones. Como un síntoma de una Izquierda estatal perdida, sin horizonte y sin proyecto que busca, desesperadamente, lugares comunes tradicionales de la izquierda y de los progresistas (nunca supe quién eran los progresistas, pero suena muy bien) y de tan comunes que son, vacios de todo contenido y potencialidad transformadora, Y finalmente un “medicamento” contra el dogmatismo y sectarismo de IU, lo que no es poco, que se refleja en una buena intuición de los males y ahora sólo queda aplicar el tratamiento, y si compañeros de IAb, pasa por salir de IU que cual órgano gangrenado o se amputa o acabará con la izquierda estatal, porque la izquierda nacional ya dio ese paso y el tratamiento funciona, compañeros funciona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: