Izquierda Abierta, Espaciu Plural y Equo

Llamazares decidió salir del armariu, políticamente falando, y el sector llamazarista d’IX acaba de constituyir un nuevu partíu, Izquierda Abierta (IAb), col so correspondiente manifiestu como ye lóxicu. Realmente ye malo d’interpretar si Izquierda Abierta ye una “enfermedá”, un “síntoma” o una “medicina” pa la situación de la esquierda estatal.

Paez claro que IAb tien un claru oxetivu, llograr una alianza con Espaciu Plural y Equo ensin soltase de les amarres d’IX, una y bones el nuevu partíu siguiera dientro d’IX. Per una parte hai una lóxica clara, tamos falando d’organizaciones qu’en gran midida son dixebres o socios d’IX, polo tanto ¿por qué nun volver xuntarnos toos nuevamente? y crear esi maníu referente de la esquierda.

Por desgracia la imposibilidá d’esi “alcuerdu” recoyese n’el mesmu manifiestu (o llamada como lleí en dalgún mediu), qu’amás de curtiu, lo cual puede ser hasta una virtú, ye vacio y llenu de llugares comunes, pero que namá propón -toos xuntos tamos meyor que por separáu- acompañáu del correspondiente brindis al sol al calor del 15M.

El problema de fondu ye que toos vemos, y recueye el mesmu manifiestu, ye qu’IX ye una burocracia más del Estáu español, y como tal inútil pa encarar una visión alternativa a la realidá esistente, como toa burocracia xestiona lo qu’hai, nunca la cuestiona, modifica procedimientos, nun alderica les lóxiques y a la fin de mes cobra la so nómina. Lo que ta bien pa un trabayador públicu, ye la muerte d’una organización que diz buscar el tresformamientu social. Nesi sentíu’l manifiestu tien un párrafu ejemplificador:

“Pensamos que la configuración de este frente amplio es el mejor camino para dar cauce político a algunas iniciativas sociales urgentes: el rechazo a los recortes y las privatizaciones, la nueva regulación de los procedimientos especulativos y bancarios injustos, la reforma de la ley electoral y el aliento de una democracia regenerada, transparente y participativa.”

Si cerráis bien fuerte los güeyos y repitís esti párrafu mentalmente, podéis escuchar perfectamente a Rubalcaba nel so discursu de presentación como candidatu socialista. Nun ye chancia, Rubalcaba defendió regular el mercáu financieru y pone-y dalgún impuestu nuevu, qu’había que pensar na reforma electoral porque yera de xusticia, refiriéndose espresamente al modelu alemán, y defendió con ahínco que la sanidá y educación pública nun se toquen, vamos lo qu’el so gobiernu dexo ensin tocar sobrentiéndese. Y como non col so brindis al sol hacia’l movimientu 15M, eso nun puede faltar.

La meyora electoral de la “derecha” nun puede ser un motivu pa xunir a la “esquierda”, la “esquierda” tien que xunise nunos principios comunes y forma d’organizase horizontal y dende la movilización social. Porque de lo contrario cuando Cayo Lara vaya a torgar un desallugu d’un hipotecáu, van solmena-y, y vamos venos obligaos a usar les mesmes frases que les dereches, que atropeyu alborotu, oi pioyosu que soi l’autoridá, etc. Nun podemos pidir compromisu col nuesu proyectu políticu ensin comprometenos coles lluches sociales, y a poder ser ensin esperar a los meses anteriores de les elecciones.

Izquierda Abierta dientro d’IX ye más de lo mesmo, bones palabres, y sicasí fora d’IX nun tien sentíu, porque vive alloñada de les realidá social que defende un modelu distintu de sociedá, porque los burócrates namá xestionen y lo únicu que pueden xestionar ye IX.

La llamada d’Izquierda Abierta a Espaciu Plural y Equo ta xenerando de mano recelo según los medios de comunicación que tán siguiendo estos procesos, abondo lóxicu pa cualesquier que viviera la vida burocrática d’IX (como’l qu’escribe) y conoz el so funcionamientu internu, col pesu del PCE y les sos eternes lluches familiares. Claro IAb pretende camudar esos procedimientos y ganar autonomía del PCE, pero entós qué razón hai pa tar n’IX, namá una, el so pesu electoral, mal argumentu pa los que quieren construyir una sociedá alternativa.

Yá defendí va tiempu qu’UNA (antes del so proyectu conxuntu col Bloque) apostara per Espaciu Plural, en Asturies y Espaciu Plural, precisamente porque ta apostando por una forma distinta de faer les coses que se basa nunos principios comunes, non una estructura centralizada, filosofía que recoyí d’un compañeru de Chunta Aragonesista, Daniel Ripa, que na so intervención nel nuesu II Congresu señaló que “Chunta sofita a UNA non pola fuerza de los sos votos, sinón polos sos principios, que son los nuesos”. Asina sí, asina construyimos, asina compartimos, asina faemos les coses distintes y poro, podemos convencer. Como comentariu recriminar a IAb que falando de que “Hay que articular en un impulso común las diversas perspectivas ideológicas y territoriales”, pocos amigos va atopar fora de Castiella y los que creen que viven en territorios de Castiella, pero señores de IAb salgan de Madrit, Madrit, Madrit, que nun somos territorios tenemos nome y apellíos.

Equo tien qu’escoyer ente la independencia d’un proyectu verde y de equidad social, entá n’estáu embrionariu, o convertise na muleta verde d’otra organización, dica agora tán defendiendo l’autonomía del proyectu, lo que ye incompatible con una IX por bien abierta que sía, porque un ecoloxismu real nun tien cabida con un PCE decimonónicu, como yá se vivió en Catalunya col enfrentamientu ente IX ya Iniciativa, na qu’IX resultó clara perdedora, y demostró la so incapacidá pa convivir con otres families ideolóxiques más allá de la comunista. Ciertu ye que IAb preséntase como un antídotu contra esta forma de “ser” d’IX, pero repito, d’una forma bien pocu creíble, más por obligación que por devoción, cualesquier qu’analice les resultaos d’Espaciu Plural (los partíos que lu integren vamos) va poder decatase d’ello.

Asina veo a IAb como una “enfermedá” de la Izquierda institucional, que siempres modula el so discursu pa siguir siendo institucional, non al revés, dende un discursu alternativu llegar a les instituciones. Como un “síntoma” d’una esquierda estatal perdida, ensin horizonte y ensin proyectu que busca, desesperadamente, llugares comunes tradicionales de la esquierda y de los progresistes (nunca supi quién yeren los progresistes, pero suena perbién) y de tan comunes que son, vacios de too conteníu y potencialidá tresformadora, Y finalmente una “medicina” contra’l dogmatismu y sectarismu d’IX, lo que nun ye pocu, que se reflexa nuna bona intuición de los males y agora namá queda aplicar el tratamientu, y si compañeros de IAb, pasa por salir d’IX que cual órganu cangrenáu o se amputa o va acabar cola esquierda estatal, porque la esquierda nacional yá dio esi pasu y el tratamientu funciona, compañeros funciona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: