Ginés Meléndez y las mentiras de la Federación Española y Asturiana de Fútbol

 

La polémica de Ginés Meléndez y la retirada de la bandera de Asturies que llevaba un jugador, es de por sí bastante grave como para que la Federación Española y Asturiana de Fútbol se tomaran en serio el tema y no tomaran el camino que están tomando, tapar con mentiras lo que exige una disculpa pública e institucional.

La cuestión es que supuestamente existía una orden de que sólo se podía subir a recoger las medallas y trofeos ganados por la selección española de fútbol con la bandera de España, y el entrenador se olvidó de comunicar la misma a los jugadores. Tal orden se desconocía anteriormente, por lo visto se tomó después del éxito de la selección sub 21 en el reciente campeonato de Europa, ganado también por la selección española.

De mano parece sorprendente que tal cambio de criterio, dado que lo habitual era que sí se lucieran las distintas banderas autonómicas, no se hubiera hecho público, básicamente para evitar polémicas, o en su caso, abrir un debate sobre el tema dada la importancia social (por desgracia) que tiene el fútbol. Tampoco existe constancia ninguna de tal orden, que no se sabe si se tomo en una reunión formal, hablando del tiempo en un ascensor o alrededor de alguna bebida alcohólica de alta graduación. Pero finalmente, los medios recogen que la jefa de prensa no sabía nada de tal orden y que fue cuestión del entrenador que no las consideraba convenientes (La Nueva España http://acurti.es/nPs).

Es decir, y siendo generoso, que alguien habló con alguien de que las banderas autonómicas en la recogida de premios no era chachi, o lo que todo el mundo cree, que están mintiendo como bellacos para justificar un hecho lamentable.

Pero las contradicciones continúan, dado que cuando Ginés Meléndez retiró la bandera de Asturies, el jugador estaba en el césped y ni siquiera se estaban dirigiendo a recoger los sacros santos premios, así que tuvo tiempo de informar al jugador de la supuesta norma, para que él mismo la guardara. Y no voy a comentar ni la expresión de su cara ni como retiró la bandera de Asturies del jugador, porque las imágenes hablan por sí solas, y nadie se cree que tal actitud se corresponda con hacer cumplir una norma federativa, que normalmente cuando se incumplen se sancionan a posteriori por un comité como se ha hecho mil veces, no por el entrenador en versión Jhon Wayne.

Para acabar el capítulo de las contradicciones, vemos a otro jugador con la bandera de España del torito recogiendo premios sin problema. Parece claro que en caso de existir norma que indicara que sólo se puede usar la bandera de España para recoger premios, y con un entrenador tan celoso de cumplir la norma, justo después de retirar la bandera asturiana del cuello del jugador, retiraría la bandera modelo torito bravo de la cintura del otro jugador, pero una nueva casualidad evitó que de esa otra bandera se percatara.

Y todo lo comentado, ya lo bastante indignante, se une a que en 2005 celebrando el triunfo en los Juegos Mediterráneos, con Ginés Meléndez también de entrenador, el fascista Arizmendi pudo utilizar la bandera franquista, pero claro sin una norma de la Federación en ese sentido como iba el bueno de Ginés a coartar la libertad de expresión de Arizmendi, pero si nos inventamos una norma, orden, o similar ya podemos cargarnos la bandera asturiana.

En resumen y utilizando una expresión bien castiza y machista (como buena frase castiza que se precie), le quitó la bandera de Asturies al jugador porque le salió de los mismísimos cojones. Eso sí, tenemos que soportar al Presidente de la Federación Asturiana, Maximino Martínez, apoyando al seleccionador español, no sea que pierda el puesto y a ver a qué se dedica después, pero claro, no podemos olvidar que este elemento llamó extranjero a Guardiola, lo que es una muestra más de tipo de personas que pueblan las federaciones deportivas españolas.

Y para acabar, un Presidente de Asturies escondido en la primera ocasión que tiene que hacer valer su famoso “recuperar el orgullo de ser asturiano”, aunque por desgracia para él que pase esto justo después de hacer público su lema de campaña para el 20 N “Más Asturias, mejor España”, diga lo que diga en el tema va a sonar bastante ridículo.

Creo que quitando la frase castiza, el análisis de los hechos demuestra, sin ser ofensivo, que el señor Ginés Meléndez ni cumplía órdenes, ni quería garantizar el uso institucional de símbolos españoles, ni nunca tuvo el mismo celo con la bandera franquista, ni tuvo intención de disculparse en ese esperpéntico no hay nada que disculparse pero si molesté a alguien pido disculpas (vamos que yo lo hice todo bien pero si hay algún tonto molesto siento que sea tonto). Lo más grave es que ni la Federación Española ni Asturiana de Fútbol hayan puesto las cosas en su sitio, porque nadie está libre de personas indeseables en sus organizaciones, pero sí de la respuesta hacia las mismas cuando hacen actos como este.

Pero si un asturiano de pura cepa como Cascos, que solo es presidente de Asturies, no sale a defender el respeto a nuestra bandera, poco o nada vamos a reprochar a un medio asturiano (según sus propias palabras).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: