Reforma constitucional (otra transición es posible)

Sólo pido reflexionar sobre un hecho, todas las personas nacidas después de 1960 no hemos votado la Constitución ni ninguna de sus reformas (la realizada y seguramente tampoco la propuesta), lo que supone que más del 65 % de la población no hemos participado en el debate constitucional ni de sus reformas, según el padrón municipal de 2010 (INE).

Después de más de 30 años de Constitución y sin haber visto una reforma Constitucional de calado, sólo una técnica con motivo del ingreso en la UE, nos encontramos con el esperpento de que el Presidente del Gobierno propone una reforma para limitar el gasto público, la cual es recogida con aplausos por Rajoy (lo que por otra parte es lógico). Destacable son las formas, con un gobierno prácticamente en funciones, de forma exprés para llevarla a cabo antes de la disolución de las cortes y sin referéndum, o por lo menos esa es la intención inicial.

En el fondo, siendo contrario a la misma y pareciéndome un despropósito, dudo de su aplicabilidad real, e incluso su encaje en la actual Constitución en la parte jurídicamente reclamable (vamos la que sirve para algo).

Lo grave no es ni la forma ni el fondo, sino el modelo de transición política que se plasmó en toda su dimensión en nuestra Constitución. Cada día es más evidente, sin negar que existiera una transición de una dictadura a una democracia, que la transición fue un acomodo entre las nuevas élites de clase media surgidas en el tardofranquismo y la oligarquía existente alrededor del propio régimen franquista.

Ese pacto se plasmó en nuestra Constitución actual, y como el elemento básico del mismo era tal integración de élites, la función básica de tal pacto era garantizar el nuevo status quo, así los franquista se garantizaban una posición en el nuevo régimen democrático al precio de abrir el acceso de poder a una nueva élite y esta nueva élite entraba directamente al poder sin excesivas trabas al precio de hacer la vista gorda con el franquismo. Punto clave, nuestro pacto sólo lo podemos tocar nosotros, nadie más, ante todo defensa del status quo, y garantizando que ni siquiera un cambio político amplio pueda modificar nuestro pacto.

Por lo tanto las personas que están criticando, con toda la razón, este proceso de reforma constitucional, lo que realmente están criticando es el modelo de transición. Evidentemente la transición no es criticable, dado que es un mito fundacional del actual régimen, y toda persona que critique tal mito será excluido del sistema, partido político, sindicato, movimiento social o una mera asociación de vecinos.

De ahí la importancia de esta movilización contra la reforma constitucional, ya que a medio plazo exigirá una reflexión profunda y crítica contra la transición, ya que la mayoría de elementos por los que la ciudadanía están movilizándose son consecuencia directa de la misma y el pacto entre élites que supuso, como el descontento con los partidos y sindicatos, el modelo electoral, la subordinación del estado a la Iglesia Católica, la impunidad de la represión policial, etc, todos ellos elementos fundamentales para mantener el status quo existente.

Reitero que todavía es pronto para pasar a ver que todos los elementos criticados tienen un mismo origen, la transición española, existe un miedo que al criticarla se “nos acuse” de defender cosas que no defendemos, si no fuera por la transición … pues para uno seguiría la dictadura y para otros España se hubiera roto en mil pedazos y se logró garantizar su unidad con la Corona, cada uno elegirá el argumento que más convenza a su parroquia.

Pero otra transición es posible y ello pasa por reclamar activamente la ilegitimidad del modelo actual, ya que de mano tendría que haber partido del modelo y régimen anterior al golpe de Estado, dado que si no estaríamos pagando un precio político (¿os suena esta argumentación?) por la democracia, lo que sin duda es inadmisible. Eso no quiere decir que hubiera que mantener el régimen de la II República (que nada malo hubiera traído por otra parte), ya que si existía una voluntad política de cambiar el régimen nada lo impedía, pero no desde la cortes franquista como sucedió, si no desde la legitimidad de la II República.

Es necesario externalizar que la transición se hizo desde la tutela militar y la amenaza constante al uso de la violencia por parte del ejército, como se plasmo en el golpe de estado del 23 F, y 30 años más tarde se continúa sin admitir tal hecho, la Constitución no nació de la voluntad democrática de la ciudadanía, si no de un pacto entre élites tutelado por el ejército.

También tenemos que exigir el fin de la impunidad franquista, es decir, básicamente lo que pedimos para todos los estado del mundo que han sufrido una dictadura menos para el estado español (la hipocresía de nuestra judicatura no tiene límites en este campo, argumentando los derechos humanos para saltarse leyes de punto final en otros estados, menos aquí).

Y este deseo de abrir un debate crítico sobre la transición no sale de ningún espíritu revanchista, si no de la necesidad de romper las ataduras que nos impiden avanzar a un sistema democrático no patrimonializado por los partidos políticos que negociaron la transición. Si no asumimos tal hecho continuaran las reformas constitucionales a las espaldas de la ciudadanía, que luego será imposible echar atrás, porque con que PSOE o PP se opongan ya vale, la idea clave es mantener el status quo. En un sistema donde no existe el referéndum vinculante, mal podemos hablar de una democracia real.

Lo siento, yo no acato, si no participo no acato, y es la única respuesta democrática a la situación actual nacida de la transición. Y esa idea está detrás muchas de las revoluciones que sufrió Europa, que si sirvió para acabar con las monarquías absolutas, por qué no va a servir para acabar con el mercado absoluto que quieren que nos gobierne.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: