La ¿unidad de la izquierda?

 

Se acerca el 20 N, y ello como es lógico plantea la necesidad de opciones electorales para tal cita electoral, y he encontrado muchos escritos en Internet que abogan porque la izquierda acuda en una opción electoral unificada. Cuando hablamos de la izquierda, realmente hablamos de tres actores principales, IU, Espacio Abierto y Equo.

La cuestión es peliaguda por varios motivos, el primero es que hay sectores muy importantes dentro del Partido Comunista que achacan abiertamente un carácter derechista tanto a Equo, los problemas medioambientales siempre fue cosa de burgueses, como a Espacio Plural, que como coalición de diferentes izquierdas nacionales dentro del Estado español tienen un clara vocación de defender a sus burguesías propias. Ante ese posicionamiento interno del PC dentro de IU, ha surgido el sector llamazarista, Izquierda Abierta, que ha apostado abiertamente por esa coalición Espacio Plural, Equo e IU.

Sin embargo, IU mantiene una posición claramente subalterna al PSOE, arrogándose para sí mismo (pregúntese usted la razón), la función de muleta de la pierna izquierda de los socialistas, papel que Cayo Lara ha reclamado nuevamente para el 20 N. Esperemos que la reforma constitucional propuesta por el PSOE para introducir un límite al gasto público le abra los ojos, que debería reflejarse en una disculpa pública a sus compañeros extremeños, que simplemente constataron lo evidente, las diferencias entre el PSOE y el PP que las diriman los votantes, en ese campo las personas que nos oponemos al actual modelo no pintamos nada, más allá del rédito político de pactar con unos u otros (por cierto, posición defendida por Julio Anguita) para lograr medidas concretas a favor de los sectores que sufren la crisis. Tal subordinación es simplemente inaceptable para muchas de las personas a las que se nos está reclamando tal unidad de la izquierda, pero nadie explica para qué tal unidad, porque si el objetivo es lograr que gobierne el PSOE frente al PP, ciertamente triste y pobre es la propuesta unitaria.

Segundo motivo, esos diputados que se pudieran alcanzar, a quién representan. Me explico, habrá un “centro” de poder pactado entre todas las partes que marque la posición de los diputados o, por el contrario, los representantes aragoneses responderán ante Aragón, los catalanes ante Catalunya, etc. El tema no es baladí, en la primera opción estamos hablando de IU II parte, de la segunda opción de una alternativa mucho más cercana a Espacio Plural y el triunfo de las tesis de las izquierdas nacionales frente a la izquierda estatal que representa el PC dentro de IU.

Tercer motivo, lucharemos por el espacio de la “izquierda” o un “tercer espacio” entre IU y el PSOE que reclama Equo. Evidentemente las connotaciones no son menores, y quizás en un trabajo electoral intenso tales diferencias se aplaquen, pero que pasará cuando hablemos de Cuba, que primará el derecho al trabajo o la defensa medioambiental en la minería o cuando se defienda el cierre de fábricas de armamento para la exportación, etc. Estoy hablando de casos reales donde ya hubo fuertes desencuentros entre sectores “izquierdistas” y “ecologistas”.

Sí existe una alianza estratégica, tanto estatal como europea, entre las izquierdas nacionales y el ecologismo, que se representa en que ambas opciones comparten grupo parlamentario europeo (Grupo de Los Verdes/Alianza Libre Europea), llegando a situaciones un tanto extrañas como que el representante de ICV que en las elecciones europeas van con IU, posteriormente se integra en el Grupo de Los Verdes, y por lo tanto comparte el mismo con las izquierdas nacionales europeas, no con la Izquierda Unitaria Europea.

Existe por lo tanto una base de trabajo real y no ficticia para que Espacio Plural y Equo inicien un trabajo conjunto, electoral o no, pero realmente IU tiene que abrir un debate y elegir entre Izquierda Abierta y el Partido Comunista, no por qué los demás exijamos tal debate (además no somos nadie para exigirlo), si no por qué IU tienen que definirse internamente y dejar de divagar en política. Cayo Lara y Gaspar Llamazares deben dejar de hacer llamados a fuera de la organización, porque la pelota está dentro de IU, los demás, con nuestro errores (más) y aciertos (menos) vamos tanteando un camino de confluencia entre distintas opciones sociales que luchan por un cambio profundo y radical del sistema capitalista, pero asumiendo que modelos pasados no son la solución para la situación actual.

Lo malo es que la fuerza electoral a nivel estatal más numerosa a la izquierda del PSOE llega tarde a este debate, lo que condena a IU a una posición subordinada en el mismo, y la solución no puede ser trasladar su conflicto interno fuera, si no que lo solucionen internamente.

Un buen ejemplo del riego de externalizar el conflicto se ve en su relación con el 15 M, una parte de IU está haciendo el ridículo, así Cayo Lara está saliendo a gorrazos, día sí y día también, cada vez que quiere ser el representante del 15 M, sin embargo Gaspar Llamazares acertó, y hay que reconocerlo, cuando fue mero mensajero entre el 15 M y el gobierno, trasladando por escrito las exigencias de los indignados ante la negativa del PSOE de atenderlos en el Congreso, no reclamó la “representatividad” del 15 M, sólo cumplió su obligación como político, escuchar, el 15 M se representa sólo.

Todos los discursos apocalípticos terminan igual, llega la fecha del apocalipsis y la vida sigue, llevamos cuatro años de políticas liberales y recortes sociales y vamos a cuatro años más de políticas liberales y recortes sociales, gane las elecciones quién las gane entre los dos partidos mayoritarios. La unidad de la izquierda tiene que avanzar hacia crear una opción nueva y participativa al modelo actual, y para eso no sobra nadie y faltan muchas personas, pero no para crear una alternativa electoral sin dirección ni objetivos compatibles que sólo garantizará muchos más años de falta de alternativa social, única vía para construir un referente electoral, al revés en los sectores críticos anticapitalista del s XXI, no funciona, tristemente para las vanguardias obreras.

Anuncios

One Response to La ¿unidad de la izquierda?

  1. Avelino dice:

    Puede hacerse necesario un pacto de la izquierda política en un momento tan delicado como el actual como comentas pero como una IU, tan perdida como siempre, en busca de una definición que no llega, un Espacio plural hecho a base de desengaños con la propia IU y unos verdes también fraccionados como se evidencia en el caso de Asturies, parece complicado un posible acuerdo. Por otro lado, estamos el asturianismo de izquierdas alejados de estos tres grandes bloques, algo lógico con IX-verdes, pero que podría intentarse con otros actores políticos y sociales. Estamos en un momento de cambios y no podemos perder la oportunidad.

    Soy un votante y colaborador en la campaña de Bloque-UNA, espero que el proyecto siga adelante como hace un tiempo dijisteis y dispuesto a echar una mano pero espero que no se caiga en el error de pactar con quienes nos desprecian.

    Un saludu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: