L’impuestu de patrimoniu

Tamos estos díes a vueltes col impuestu de patrimoniu y aguantando, una vegada más, les incoherencies d’un PSOE que pide la so restitución cuando foi quien lo esanició y un PP que nun quier recuperalo pero que lu caltuvo nos sos 8 años de gobiernu. Anque soi de la opinión de que la reforma fiscal tien de venir d’una xubida de tipos del IRPF (declaración de la renta), p’aumentar la tributación de les rentes del trabayu más altes y sobremanera aumentar la presión fiscal sobre les rentes del capital, hai qu’esclariar una serie d’idees que se tán repitiendo y son totalmente errónees, o más bien directamente falses. Centrarémonos nes mentires del PSOE y PP por separáu.

El PSOE anda nadando y guardando la ropa, diciendo que soi d’esquierdes pero ensin incordiar al FMI, UE y a los mercaos. Pa ello inventaron que la reposición del impuestu nun puede afectar a la clase media, colo cual hai que dexar un mínimu ensin tributar bien alto nesti impuestu (ta falándose de 1 a 3 millones d’euros de patrimoniu de mano pa tributar). Cualesquier que trabayara col impuestu de patrimoniu sabe que les rentes medies pagaben menos de 100,00 € con la antigua regulación, lo que nunca supunxo nengún problema pa la xente que lo abonaba. Pero lo más risible ye que si’l PSOE alzara la tributación de les rentes del capital un puntu nel IRPF, que siguiríen tributando muncho menos que les rentes del trabayu, yá recaldaría más que cola reposición del impuestu de patrimoniu que quieren realizar, entós ún entrúgase ¿para qué lo reponen?, evidentemente p’apuntase un tanto dende la esquierda, anque como vemos tascando un pocu la midida, pocu d’esquierda tien.

El PP diz qu’esti impuestu ye inxustu porque grava dos vegaes lo mesmo y con ello penaliza l’aforru. El calter d’inxustu ye falsa, porque la mayoría de les grandes rentes provienen de rentes del capital, que como yá señalamos tributen muncho menos que les del trabayu, polo cual tamos faciendo que la xente que más se beneficia d’esa tributación, compense bien parcialmente a la Facienda Pública por esi tratu favorecedor. Y per otra parte munchos patrimonios que se gravarán respuenden a herenciess o riqueces sobreveníes (lloteríes, recalificaciones, ventes de bienes inmuebles en plenu boom inmobiliariu, etc.) que pocu o nada tienen que ver col aforru. Amás anque provinieren realmente del aforru de rentes del trabayu, les circunstancies actuales onde munchos recursos públicos tán invirtiéndose en garantizar la viabilidá d’entidaes financieres, qu’en casu de quebrar supondría un duru golpe pa los patrimonios que soportaríen esti impuestu, supondría tar falando de devolver una mínima parte de lo que se tán beneficiando de los recursos públicos invertíos nel sector financieru.

Realmente impuestu de patrimoniu nunca apurrió una progresividad escesiva al nuesu marcu impositivu por lo llimitao de la so capacidá recaldatoria, y la reforma fiscal pindia tien d’empobinase, señalo una vegada más, a aumentar la presión fiscal sobre l’IRPF, presión fiscal que s’amenorgó progresivamente los últimos años a base de favorecer a la xente con más ingresos (amenorgando’l tipu máximu y los tramos de tributación) así como a les rentes del capital que namá tributen al 19%. Del fraude fiscal yá vamos falar otru día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: