La Constitución según Gregorio Peces-Barba (ast)

octubre 28, 2011

Les polémiques palabres de Gregorio Peces-Barba (ver noticia en La Vanguardia), nun reflexa otra cosa que romper, otra vegada más, el mitu de la Constitución y la Transición como modelu d’integración democrática de toles vertientes ideolóxiques que puedan dase nel estáu español, sinón como l’afitamientu d’una determinada visión de mencionado estáu ,que dexa fora de la mesma a los ciudadanos que lo integramos y niéganos la posibilidá de camudar les coses.

Fai tiempu que nun faigo casu a les declaraciones de Peces-Barba, que personalmente creo que namá busca relevancia garrándose a un “pasáu” gloriosu como padre de la Constitución y polemizando pa ocultar una mediocridá intelectual que lu habilita tantu pa aldericar en cualquier programa rosa de Tele 5 o tertulia política de Intereconomia. Lo grave nun ye l’aveyuscamientu d’esti tipu de personaxes, sinón los palmeros que, escondiéndose detrás d’estos cadabres intelectuales, sofiten o xustifiquen unes palabres que nunca s’atreveríen a dicir, poles connotaciones tan risibles que d’elles desprendensen.

Quitando toes les chancies del “honorable” padre constitucional, que de xuru tán fuera de sitiu y feches nun contestu más que desafortunáu, el problema anicia que les sos palabres espliquen con qu’idea se redactó la Constitución, asegurar la unidá d’España, y si ello nun pasara, supondría un fracasu de la Carta Magna (lleer  noticia referenciada al entamu). Y unu, qu’ensin ser padre d’absolutamente nada, creía que la Constitución yera’l garante de Derechos y Llibertaes (con mayúscules) y que ente otres coses, eses garantíes recoyíen la capacidá de camudar cualquier cosa democráticamente per parte de la ciudadanía como espresión práctica del pluralismu políticu, por cierto unu de los valores fundamentales de la nuesa Constitución según recuéyese na mesma.

Asina, nun va haber que volver a bombardear Barcelona pa torgar la independencia catalana, que más allá del bon gustu o non de la espresión plantea una cuestión, qué problema hai cola independencia de Catalunya o de quién sía, ye una opción política tan lexítima como afitar definitivamente y faer inmovibles les autonomíes esistentes, idea que al señor Peces-Barba paez presta-y muncho más, qu’esixiría una reforma constitucional de caláu (El Comercio).

Cuando un padre de La Constitución, considera que la so obra ta fundamentada nuna determinada visión del estáu, a cencielles ta reconociendo qu’esa Constitución nun ye lexítima, porque nun ta empobinada a garantizar los derechos y opciones polítiques de tolos ciudadanos, si non solamente a los que comparten la idea fundamental na que se basó, la unidá d’España, idea nin más nin menos lexítima que la de los que deseyen la independencia, que como Peeces-Barba empeñase en recordar una y otra vez, nun se-yos considera ciudadanos, sinón súbditos … VIVA ESPAÑA, VIVA EL REI.

Anuncios

La Constitución según Gregorio Peces-Barba

octubre 28, 2011

Las polémicas palabras de Gregorio Peces-Barba (ver noticia en La Vanguardia), no refleja otra cosa que romper, otra vez más, el mito de la Constitución y la Transición como modelo de integración democrática de todas las vertientes ideológicas que puedan darse en el estado español, sino como la consolidación de una determinada visión de mencionado estado, que deja fuera de la misma a los ciudadanos que lo integramos y nos niega la posibilidad de modificarlo.

Hace mucho tiempo que no hago caso a las declaraciones de Peces-Barba, que personalmente creo que sólo busca relevancia agarrándose a un “pasado” glorioso como padre de la Constitución y polemizando para ocultar una mediocridad intelectual que lo habilita tanto para tertuliano de cualquier programa rosa de Tele 5 o tertulia política de Intereconomia. Lo grave no es la decrepitud de este tipo de personajes, sino los palmeros que, escondiéndose detrás de estos cadáveres intelectuales, apoyan o justifican unas palabras que nunca se atreverían a decir, por las connotaciones tan ridículas que de ellas se desprenden.

Quitando todas la bromas del “honorable” padre constitucional, que seguramente están fuera de lugar y dichas en un contexto más que desafortunado, el problema radica que sus palabras explican con que idea se redactó la Constitución, asegurar la unidad de España, y si ello no pasara, supondría un fracaso de la Carta Magna (leer noticia referenciada al inicio). Y uno, que sin ser padre de absolutamente nada, creía que la Constitución era el garante de Derechos y Libertades (con mayúsculas) y que entre otras cosas, esas garantías recogían la capacidad de cambiar cualquier cosa democráticamente por parte de la ciudadanía como expresión práctica del pluralismo político, por cierto uno de los valores fundamentales de nuestra Constitución según se recoge en la misma.

Así, no habrá que volver a bombardear Barcelona para impedir la independencia catalana, que más allá del buen gusto o no de la expresión plantea una cuestión, qué problema hay con la independencia de Catalunya o de quién sea, es una opción política tan legítima como fijar definitivamente y hacer inmovibles las autonomías existentes, idea que al señor Peces-Barba parece agradarle mucho más, la cual exigiría una reforma constitucional de calado (El Comercio).

Cuando un padre de La Constitución, considera que su obra está fundamentada en una determinada visión del estado, simplemente está reconociendo que esa Constitución no es legítima, porque no está orientada a garantizar los derechos y opciones políticas de todos los ciudadanos, si no solamente a los que comparten la idea fundamental en la que se basó, la unidad de España, idea ni más ni menos legítima que la de los que desean la independencia, que como Peces-Barba se empeña en recordar una y otra vez, no se les considera ciudadanos, sino súbditos … VIVA ESPAÑA, VIVA EL REY.


RTPA: nel pecáu tenemos la penitencia

octubre 21, 2011

El zarru de “facto” de la RTPA que supon la eliminación d’once millones d’euros del presupuestu de la entidá per parte del gobiernu de FAC, abrió un alderique bien interesante sobre la necesidá o non d’un mediu de comunicación públicu asturianu. El gran problema ye que la mesma xénesis de la RTPA invalidala pa ello, pero sicasí l’amenaza del so zarru pon n’evidencia más que nunca la necesidá d’un mediu de comunicación públicu n’Asturies.

Nun tenemos d’escaecer que la mesma creación de la RTPA supunxo una verdadera cacicada al respective de les llicencies d’emisión, onde’l gobiernu de Tini Areces esanició Teleasturias pa evitar competencia a la nueva cadena. Por cierto tal zarru supunxo despidos y un grave perxuiciu económicu, cosa que nel so día el PSOE obvió totalmente y agora señala contra’l zarru de la so televisión.

La RTPA ta controlada pol parlamentu autonómicu, lo que fai que les mayoríes de vez controlen la entidá, lo que dexó al binomiu PSOE ya IU utilizar la nuesa televisión al so antoxu, y de la mesma fai que FAC, en clara minoría parlamentaria, nun pueda exercer un control efectivu sobre la mesma, lo que-y incentiva’l so posicionamientu en contra d’una radio y televisión pública asturiana.

Esti evidente control políticu de la RTPA, tuvo’l mayor de los sos esperpentos cuando s’obligó en plenu informativu a lleer un comunicáu en contra de la fuelga que convocaren el trabayadores. Fuelga derivada poles miserables condiciones de trabayu que sufren, especialmente los que trabayen pa les subcontrates, sistema que se xeneraliza cada día más como denunciaron los sos trabayadores en numberoses ocasiones.

Esta subcontratación ta beneficiando principalmente a El Comercio, La Nueva España y La Voz de Asturias, que controlen les principales productores contrataes por RTPA, lo que supon nin más nin menos que Tini Areces col dineru de toos, llograra controlar tolos medios de comunicación asturianos nel so propiu beneficiu.

Finalmente ta la falta de control de la xestión económica de la entidá, onde la cantidá de dineru invertida ye astronómica y l’emisión de ciertos eventos, que pueden trate n’otres cadenes, como la Fórmula 1 o’l fútbol profesional, nun dexen dulda de la falta de criterios pa ufiertar un serviciu públicu, si non que movemos nel pan y circu que yá conocíamos dende los romanos.

Asina que paez claro, pa qué ñarices queremos esti ñeru del demoniu, caru, corruptu, ensin vocación de serviciu públicu y esplotadora de los sos trabayadores. Pos bien senciellu, porque’l PSOE ya IX borraron cualesquier adico d’una industria audiovisual asturiana privada cola creación de la RTPA, y agora ye l’únicu preséu válidu pa nun abandonar a la so suerte un sector que xenera bien de riqueza y puestos de trabayu n’otres zones del mundu, y Asturies nun puede arrenunciar a esti sector. Namá como datu orientativu, el INE señala que nel sector de les TIC’s n’España pasar de 119.700 trabayadores en 2000 a 207.400 trabayadores a entamos del 2010, datu que nun se puede resalvar.

Polo tanto nun tamos nun alderique sobre cuánto dineru invertir (que nun ye gastar), si non de qué modelu de RTPA queremos. Ye dicir si gastamos 11 millones d’euros menos pero siguimos con esti modelu, va siguir siendo un verdaderu espilfarru, anque namá gastemos 10 €, sicasí si definimos la utilidá pública pal ente y unos oxetivos de fomentu y xeneración d’empléu nel sector audiovisual asturianu, que non d’esplotación descarada como pasa agora, pa fomentar un estene del nuesu sector audiovisual que corto de raíz PSOE ya IU insisto, esos 11 millones pueden tar perfectamente invertíos pol gobiernu.

Polo tanto tenemos d’esixir al gobiernu un cambéu radical nel so planteamientu, nun tamos falando de RTPA contra sanidá pública como cínicamente presenta FAC esti alderique, porque cualquier inversión, incluyida la educación, va ser menos prioritaria que la sanidá.

Tenemos que plantegar dos cuestiones (1) qué modelu de televisión pública queremos y cuálos tienen de ser les sos funciones dende un puntu de vista de serviciu públicu y (2) cuánto dineru tenemos d’invertir tantu pa garantizar esa función como pa fomentar el nuesu sector audiovisual totalmente capáu poles polítiques realizaes hasta güei.

En cuanto al modelu de televisión pública, tenemos de defender qu’un país tien de tener medios pa ufiertar la so propia visión, y nun asumir acríticamente les visiones y allugamientos xeneraos fora d’Asturies, ensin escaecer la necesidá d’una RTPA como elementu normalizador de la nuesa llingua, normalización del so usu tal que prometió’l Presidente d’Asturies.

Nun ye lícitu por tantu nin que’l PSOE ya IU pidan caltener un modelu de RTPA totalmente nefastu, ensin sentíu, percaru y empobináu a cubrir les sos necesidaes propagandístiques, yá que como indicamos enantes la minoría parlamentaria de FAC tórga-y controlar l’ente públicu, nin que FAC utilice la coartada del modelu creáu polos sos antecesores pa dar el golpe de gracia a la posibilidá d’una televisión pública asturiana y collo al nuesu sector audiovisual, ensin plantegar la posibilidá d’un cambéu na xestión de la RTPA, porque gobernar nun ye retayar como cree FAC, si nun faer les coses d’otra manera afeches a les necesidaes d’Asturies y non de los sos gobernantes.

Recuperando un vieyu lema, otra RTPA ye posible, más allá del caciquismu de PSOE ya IU y de la eliminación de too lo público de FAC, porque la forma de crear la RTPA mató a un débil sector qu’agora precisa, ensin escuses, sofitase nuna RTPA empobinada al desenvolvimientu del mesmu, porque nel pecáu tenemos la penitencia.


RTPA: en el pecado tenemos la penitencia

octubre 21, 2011

El cierre de “facto” de la RTPA que supone la eliminación de once millones de euros del presupuesto de la entidad por parte del gobierno de FAC, ha abierto un debate muy interesante sobre la necesidad o no de un medio de comunicación público asturiano. El gran problema es que la propia génesis de la RTPA la invalida para ello, pero sin embargo la amenaza de su cierre pone en evidencia más que nunca la necesidad de un medio de comunicación público en Asturies.

No debemos olvidar que la propia creación de la RTPA supuso una verdadera cacicada respecto a las licencias de emisión, donde el gobierno de Tini Areces eliminó Teleasturias para evitar competencia a la nueva cadena. Por cierto tal cierre supuso despidos y un grave perjuicio económico, cosa que en su día el PSOE obvió totalmente y ahora aleja contra el cierre de su televisión.

La RTPA está controlada por el parlamento autonómico, lo que hace que las mayorías de turno controlen la entidad, lo que permitió al binomio PSOE e IU utilizar nuestra televisión a su antojo, y a su vez hace que FAC, en clara minoría parlamentaria, no pueda ejercer un control efectivo sobre la misma, lo que le incentiva su posicionamiento en contra de una radio y televisión pública asturiana.

Este evidente el control político de la RTPA, tuvo el mayor de sus esperpentos cuando se obligó en pleno informativo a leer un comunicado en contra de la huelga que habían convocado los trabajadores. Huelga derivada por las miserables condiciones de trabajo que sufren, especialmente los que trabajan para las subcontratas, sistema que se generaliza cada día más como han denunciado sus trabajadores en numerosas ocasiones.

Esta subcontratación está beneficiando principalmente a El Comercio, La Nueva España y La Voz de Asturias, que controlan las principales productoras contratadas por RTPA, lo que supone ni más ni menos que Tini Areces con el dinero de todos, había logrado controlar todos los medios de comunicación asturianos en su propio beneficio.

Finalmente está la falta de control de la gestión económica de la entidad, donde la cantidad de dinero invertida es astronómica y la emisión de ciertos eventos, que pueden verse en otras cadenas, como la Fórmula 1 o el fútbol profesional, no dejan duda de la falta de criterios para ofrecer un servicio público, si no que nos movemos en el pan y circo que ya conocíamos desde los romanos.

Así que parece claro, para qué narices queremos este engendro del demonio, caro, corrupto, sin vocación de servicio público y explotadora de sus trabajadores. Pues muy sencillo, porque el PSOE e IU han borrado cualquier atisbo de una industria audiovisual asturiana privada con la creación de la RTPA, y ahora es el único instrumento válido para no abandonar a su suerte un sector que genera muchísima riqueza y puestos de trabajo en otras zonas del mundo, y Asturies no puede renunciar a este sector. Sólo como dato orientativo, el INE señala que en el sector de las TIC’s en España se pasó de 119.700 trabajadores en 2000 a 207.400 trabajadores a inicios del 2010, dato que no se puede obviar.

Por lo tanto no estamos en un debate sobre cuánto dinero invertir (que no es gastar), si no de qué modelo de RTPA queremos. Es decir si gastamos 11 millones de euros menos pero continuamos con este modelo, seguirá siendo un verdadero despilfarro, aunque sólo gastemos 10 €, sin embargo si definimos la utilidad pública para el ente y unos objetivos de fomento y generación de empleo en el sector audiovisual asturiano, que no de explotación descarada como pasa ahora, para fomentar un despeje de nuestro sector audiovisual que corto de raíz PSOE e IU insisto, esos 11 millones pueden estar perfectamente invertidos por el gobierno.

Por lo tanto debemos exigir al gobierno un cambio radical en su planteamiento, no estamos hablando de RTPA contra sanidad pública como cínicamente presenta FAC este debate, porque cualquier inversión, incluida la educación, va a ser menos prioritaria que la sanidad.

Tenemos que plantear dos cuestiones (1) qué modelo de televisión pública queremos y cuáles deben ser sus funciones desde un punto de vista de servicio público y (2) cuánto dinero debemos invertir tanto para garantizar esa función como para fomentar nuestro sector audiovisual totalmente castrado por las políticas realizadas hasta hoy.

En cuanto al modelo de televisión pública, debemos defender que un país debe tener medios para ofertar su propia visión, y no asumir acríticamente las visiones y posicionamientos generados fuera de Asturies, sin obviar la necesidad de una RTPA como elemento normalizador de nuestra lengua, normalización de su uso tal y como prometió el Presidente de Asturies.

No es lícito por tanto ni que el PSOE e IU pidan mantener un modelo de RTPA totalmente nefasto, sin sentido, carísimo y orientado a cubrir sus necesidades propagandísticas, ya que como indicamos anteriormente la minoría parlamentaria de FAC le impide controlar el ente público, ni que FAC utilice la coartada del modelo creado por sus antecesores para dar el golpe de gracia a la posibilidad de un televisión pública asturiana y con ello a nuestro sector audiovisual, sin plantear la posibilidad de un cambio en la gestión de la RTPA, porque gobernar no es recortar como cree FAC, si no hacer las cosas de otra manera ajustadas a las necesidades de Asturies y no de sus gobernantes.

Recuperando un viejo lema, otra RTPA es posible, más allá del caciquismo de PSOE e IU y de la eliminación de todo lo público de FAC, porque la forma de crear la RTPA mató a un débil sector que ahora necesita, sin excusas, apoyarse en una RTPA orientada al desarrollo del mismo, porque en el pecado tenemos la penitencia.


Bloque y UNA empiecen la campaña electoral … pal 2015

octubre 10, 2011

Tanto Bloque por Asturies como Unidá Nacionalista Asturiana (Bloque-UNA), anunciaron yá que nun van a dir a les elecciones xenerales del 20 N. Decisión difícil ensin dulda, y a la que personalmente m’opunxi dientro d’UNA, cuidao que consideraba básico presentase a les elecciones. Pero les reacciones de la xente, militantes, simpatizantes, etc. tán faciéndome pensar que tantos les mios collacies y collacios del Bloque como los d’UNA, teníen unes razones de pesu p’arrenunciar a la guerra electoral nesti momentu:

a) L’alcuerdu electoral de Bloque-UNA pa les elección autonómiques siempres lu presentamos como un Compromisu con Asturies: esto esixe, nin más nin menos, que cumplir lo que prometimos y debemos a los más de 6.000 votantes que confiaron en nós, afondar y ampliar en tou lo que podamos esi Compromisu con Asturies. Y nun engañemos, la guerra electoral diba retrasar y gastar unos recursos económicos y humanos básicos pa sacar alantre’l proyectu conxuntu de dambes organizaciones (tenemos que sacar tiempu d’onde nun lo hai , y polo tanto amenorgar l’activismu dempués de qu’acaba cualquier campaña electoral, como nos asocedió dempués de les autonómiques y locales de mayu).

b) Qu’el asturianismu d’esquierda empiece a marcar los sos propios tiempos: ye necesariu que como movimientu políticu y social, nun nos dexemos llevar poles dinámiques polítiques esternes y empecemos a priorizar los nuestros propios procesos, y anguaño tamos nun procesu de construcción d’una alternativa asturiana, que lluche pola xusticia social, el caltenimientu del nuesu patrimoniu cultural y medioambiental y qu’apueste pola solidaridá ente los pueblos. Eso nun quier dicir cayer nun “aislamientu” y nun participar en nenguna elección que nun sía autonómica o local, si non plantease en cada casu qué nos apurre presentanos y decidir según les circunstancies concretes. Ye interesante pensar qu’el PRC (Partíu Rexonalista de Cantabria) del señor Revilla, por poner un casu cercanu xeograficamente anque podríen ponese otros, mientres foi presidente de Cantabria nun se presentaba a les xenerales, y una vegada perdida la presidencia decide presentase, porque en casa ocasión, acertada o equivocadamente, estudien qué-yos apurre o nun dir a esa guerra electoral y eso nun-yos supunxo un perxuiciu políticu precisamente.

c) Situación política asturiana: ye previsible que Foro y PP dempués del 20N empiecen una nueva fase d’acercamientu, pero si eso nun asocediera, la posibilidá d’unes elecciones autonómiques adelantraes en Asturies, sería muncho más que probable. Bloque-UNA tien de priorizar esa posibilidá frente al fechu de presentase a unes elecciones xenerales, onde nun tenemos posibilidá d’algamar representación nin vamos aportar a los medios pa faer oyer el nuesu mensaxe.

d) Denuncia al sistema electoral: mientres esta campaña, les organizaciones minoritaries, tenemos la obligación tanto de denunciar la política d’esclusión de la vida política que tán llevando a cabu les organizaciones con representación, como la manipulación de ciertes propuestes de reforma electoral que presentándose como más democrátiques, amenorgaríen entá más la representatividá de les organizaciones minoritaries favoreciendo’l bipartidismu, ya inspiraes básicamente por un centralismu políticu, que quier amenorgar la participación política al centru xeográficu del estáu imponiendo’l so pesu poblacional, en gran midida resultancia d’una política de desenvolvimientu económicu que favoreció indisimulamente Madrid contra cualesquier otra zona del Estáu.

e) Madurez política: va unos meses yá falé de la Madurez política de Asturianistes por Nava, pol procesu de negociación que caltuvieron con Foro y el PP, y agora aplaudo’l madurez política d’Unidá Nacionalista Asturiana y Bloque por Asturies, que mirando fuera de les organizaciones, ya inclusive diría más, mirando pa fuera del asturianismu políticu militante (que nun inclúi nin al asturianismu social, cultural nin votante), busca crear una alternativa creíble, estable y porque nun dicilo, votable, alloñada de la competición infantil de demostrar al vecín “asturianista”que la nuesa casa ye meyor y más grande, cuando tol edificiu del asturianismu, nun alluga nin de cerca’l 3 % de los votantes (barrera electoral pa entrar nel Parlamentu autonómicu).


Bloque y UNA empiezan la campaña electoral … para el 2015

octubre 10, 2011

Tanto Bloque por Asturies como Unidá Nacionalista Asturiana (Bloque-UNA), han anunciado ya que no concurrirán a las elecciones generales del 20 N. Decisión difícil sin duda, y a la que personalmente me opuse dentro de UNA, dado que consideraba básico presentarse a las elecciones. Pero las reacciones de la gente, militantes, simpatizantes, etc. me está haciendo pensar que tantos mis compañeros del Bloque como los de UNA, tenían unas razones de peso para renunciar a la contienda electoral en este momento:

a) El acuerdo electoral de Bloque-UNA para las elecciones autonómicas siempre lo presentamos como un Compromisu con Asturies: esto exige, nada más y nada menos, que cumplir lo que prometimos y debemos a los más de 6.000 votantes que confiaron en nosotros, profundizar y ampliar en todo lo que podamos ese Compromisu con Asturies. Y no nos engañemos, la contienda electoral iba a retrasar y gastar unos recursos económicos y humanos básicos para sacar adelante el proyecto conjunto de ambas organizaciones (tenemos que sacar tiempo de donde no lo hay, y por lo tanto reducir el activismo después de que acaba cualquier campaña electoral, como nos ha sucedido después de las autonómicas y locales de mayo).

b) Que el asturianismo de izquierda empiece a marcar sus propios tiempos: es necesario que como movimiento político y social, no nos dejemos llevar por las dinámicas políticas externas y empecemos a priorizar nuestros propios procesos, y actualmente estamos en un proceso de construcción de una alternativa asturiana, que luche por la justicia social, el mantenimiento de nuestro patrimonio cultural y medioambiental y que apueste por la solidaridad entre los pueblos. Eso no quiere decir caer en un “aislamiento” y no participar en ninguna elección que no sea autonómica o local, si no plantearse en cada caso que nos aporta presentarnos y decidir según las circunstancias concretas. Es interesante pensar que el PRC (Partido Regionalista de Cantabria) del señor Revilla, por poner un caso cercano geográficamente aunque podrían ponerse otros, mientras fue presidente de Cantabria no se presentaba a las generales, y una vez perdida la presidencia decide presentarse, porque en casa ocasión, acertada o erróneamente, estudian que les aporta o no ir a esa contienda electoral y eso no les ha supuesto un perjuicio político precisamente.

c) Situación política asturiana: es previsible que Foro y PP después del 20N empiecen una nueva fase de acercamiento, pero si eso no ocurriera, la posibilidad de unas elecciones autonómicas adelantadas en Asturies, sería mucho más que probable. Bloque-UNA debe priorizar esa posibilidad frente al hecho de presentarse a unas elecciones generales, donde no tenemos posibilidad de alcanzar representación ni accederemos a los medios para hacer oír nuestro mensaje.

d) Denuncia al sistema electoral: durante esta campaña, las organizaciones minoritarias, tenemos la obligación tanto de denunciar la política de exclusión de la vida política que están llevando a cabo las organizaciones con representación, como la manipulación de ciertas propuestas de reforma electoral que presentándose como más democráticas, reducirían aun más la representatividad de las organizaciones minoritarias favoreciendo el bipartidismo, e inspiradas básicamente por un centralismo político, que quiere reducir la participación política al centro geográfico del estado imponiendo su peso poblacional, en gran medida resultado de una política de desarrollo económico que favoreció indisimulamente Madrid contra cualquier otra zona de el Estado.

e) Madurez política: hace unos meses ya hablé de la Madurez política de Asturianistes por Nava, por el proceso de negociación que mantuvieron con Foro y el PP, y ahora aplaudo la madurez política de Unidá Nacionalista Asturiana y Bloque por Asturies, que mirando a fuera de las organizaciones, e incluso diría más, mirando para afuera del asturianismo político militante (que no incluye ni al asturianismo social, cultural ni votante), busca crear una alternativa creíble, estable y porque no decirlo, votable, alejada de la competición infantil de demostrar al vecino “asturianista” que nuestra casa es mejor y más grande, cuando todo el edificio del asturianismo, no alberga ni de cerca el 3 % de los votantes (barrera electoral para entra en el Parlamento autonómico)


Moriyón: alcaldesa en práctiques

octubre 4, 2011

Torna’l asturianu de la tribuna publicada n’El Comercio, el 29 de setiembre de 2011.

Pasaos cien díes dende tomar de posesión de Carmen Moriyón como alcaldesa, faise patente que tomar la política como un ‘hobby’ ye una clara irresponsabilidá. L’ésitu electoral de Foro en Xixón el 22 de mayu foi indiscutible. Ensin ser quienes a vencer en númberu de votos al todopoderosu PSOE xixonés, llogró ser la segunda fuerza más votada – daqué más que meritorio – y, sobre manera, pudo ufiertar una opción de gobiernu conservadora bien amplia que, col sofitu del PP, frañó la hexemonía histórica del PSOE na ciudá, con o ensin el sofitu d’IX. Una de les proclames de Foro foi defender que la so candidata, y actual alcaldesa, nun yera una profesional de la política y que gociaba de gran prestxu como ciruxana, dambes cuestiones indiscutibles. Lo que, sicasí, ye discutible ye que la falta d’esperiencia política sía daqué positivo. Ye cierto que la política nun puede ser un cotu priváu de los profesionales de los partíos y que tendríen d’esistir midíes lexislatives muncho más concretes y contundentes porque’l mandatu constitucional qu’obliga a qu’esista democracia interna nos partíos dexe de ser un meru brinde al sol. Tamién ye cierto que la esperiencia política nun tien por qué llograse nos partíos políticos nin na Alministración pública, yá qu’esisten munchos ámbitos onde una persona puede llograr esa esperiencia.

Dende Bloque por Asturies-UNA Xixón apostamos nes postreres municipales por anovar la política de la ciudá, y pa ello incorporamos a munches persones que dexaren de participar o nunca participaren na política institucional. Pero toes elles teníen bien demostráu un compromisu con Xixón en distintos ámbitos sociales, sindicales o del asociacionismu que queríemos que se reflexara na política municipal. Dende esta filosofía, difícil ye confiar nuna persona pa la que’l so compromisu cola ciudá, fora del so ámbitu profesional, ye verdaderamente desconocíu por inesistente. Asina, tenemos una alcaldesa en práctiques, non por ser novata nel cargu, sinón por nun tener nenguna esperiencia política nin interés previu conocíu pola mesma. Y claro, eso nótase.

El primer pasu de Carmen Moriyón foi cargase d’un golpe tola representación de la oposición (PSOE ya IX) nes empreses municipales, alegando que, amás de faelo fatal cuando les xestionaben, podíen resultar cafiantes a la hora de facer cambios nel modelu de xestión. Señora alcaldesa, la oposición cafiante – amás tolo que puede – yelo cuando ve coses coles que discrepa. Eso llámase política. Una de les sos funciones ye garantizar la representatividá de la ciudadanía de Xixón. Gústenos o non, el PSOE foi’l partíu más votáu pola ciudadanía xixonesa. Depués, vinieron les esperpénticas declaraciones sobre la feria taurina de Begoña, onde llegó a declarar la fiesta sagrada, non porque Foro sofite tal eventu, lo que per otra parte contradiz el so calter asturianista y de fieles xovellanistes, que ye totalmente lexítimu, sinón porque argumentó dende les sos preferencies personales y los sos gustos; pero taba falando como alcaldesa, un conceutu que paez nun entender. Nun puede dir poniendo y quitando eventos poles sos pasiones, como declaró, sinón por motivos d’interés públicu y de tipu xeneral.

Tola so argumentación en defensa de los toros sirviría esactamente igual pa defender la Selmana Negra, na que participen munches más persones y con una incidencia na ciudá enforma mayor, anque esti eventu nun paez que sía del so presto. En política, los argumentos, idees, programes y demás nun sirven pa usté. Nun ta falando con unos amigos cuando fai declaraciones, señora Moriyón, representa a una ciudá, y les sos pasiones, ensin ánimu d’ofendela, tráennos ensin cuidu. Queremos saber en qué se basa pa sofitar un eventu sí y otru non.

Tamién desafortunaes fueron les sos declaraciones sobre la incineradora, onde, amás de volver demostrar que lo que defendía en campaña yera meru marketing (oponese a ella nun primer momentu y depués llavase les manes), darréu amosó los sos nulos conocimientos sobre’l casu al afirmar que’l vertideru acabábase, cuando, en realidá, aprobóse la so ampliación. Tamién comentó les llimitaciones pal tratamientu de los resíduos del recicláu. Mientres n’Austria se recicla’l 70%, n’Asturies nun llegamos al 10%. La capacidá de la incineradora de Serín ye desproporcionada y namás va ser rentable si importamos basura d’otres zones del Estáu.

Finalmente, ta l’asuntu del so oficiu. Ensin entrar n’alderiques llegalistes sobre si puede operar o non nel so tiempu llibre – rescampla que non -, el problema ye que nun asume’l costu de la vida política. Sí, ye un fastidiu, eso hai que tenelo claro. Asuma, señora alcaldesa, que dientro de cuatro año va ser una ciruxana peor, menos preparada y desconocedora de les nueves técniques, y si nun pasa eso, namás quier dicir una cosa: que nun se tomó en serio’l so cargu.

La política como ‘hobby’ devuélvenos a la dómina de los nobles, onde los asuntos públicos tratábense dempués d’iguar los propios, onde lo público siempre diba tres les necesidaes y pasiones de cada notable y onde’l pueblu namás yera un meru acompañante al que nun se-y esplicaba les razones de lo que se faía y muncho menos teníase-yos en cuenta.