¿Qué votamos el 25 de Marzo?

Tribuna publicada por El Comercio el viernes 16 de marzo de 2012. No encontre la versión digital, así que aquí la tienes por si te apetece leerla.

No es mi intención decirles a qué opción política deben votar este 25 de Marzo en Asturies, o si siquiera si tienen que votar. Me parecería una arrogancia por mi parte, me gusta pensar que los ciudadanos no son tontos, y además no me harían ni caso. Mi intención es otra. Es reflexionar sobre qué se vota el 25 de marzo y sobre qué no se vota. Se tiende a reducir todo a titulares y, en ocasiones, es bueno algo de reflexión.

Lo primero que tenemos que tener claro es que no votamos si nos parece bien las primeras medidas del gobierno de Rajoy o si apoyamos la elección de Rubalcaba como Secretario General del PSOE. Aunque podemos criticar la subida de impuestos y la reforma laboral del gobierno del PP (que, además contradice todo lo prometido en campaña por ellos mismos) y opinar que poca legitimidad tiene una oposición que continúa apostando por quienes hicieron más o menos lo mismo que el gobierno actual, no es eso lo que votamos.

Tampoco votamos la legalización o ilegalización de Amaiur, asunto donde las filias y fobias se disparan al máximo y que pueden usarse como tema de campaña ante la falta de propuesta para los problemas de Asturies Se dirá que esto nos afecta, y cierto es, como casi cualquier asunto, pero el Parlamento asturiano nada tiene que decir al respecto, pues eso se vota en otros ámbitos. Quien no tenga nada que decir sobre Asturies, que no moleste en campaña e impida debatir sobre nuestra realidad. No debemos valorar qué hacen los diputados en el Parlamento de Madrid, aunque es duro no conocer ninguna iniciativa llevada a cabo por los diputados asturianos de PP y PSOE, ver cómo el representante de FAC da su apoyo “incondicional” al gobierno Rajoy (que responde quitándonos los fondos mineros) o cómo Llamazares se opone a unos recortes que sus compañeros asturianos aprobaron del brazo del PSOE en Asturies en la legislatura autonómica anterior.

No votamos que nos parece la destitución de Cienfuegos en el Festival de Cine de Xixón, ni la eliminación de las subvenciones a las bandas de gaitas de la ciudad, ni que FAC se haya pasado por el arco de triunfo los procedimientos de participación democrática en la aprobación de los presupuestos municipales, ni lo bien o mal que nos parece la propuesta de ordenanza de convivencia ciudadana con su recorte de derechos y libertades para la ciudadanía. Estos asuntos siendo de la máxima importancia no deben ser las que decidan si se vota a una opción u otra, si no aquellas otras cuestiones que nos afectan directamente y que el Parlamento asturiano tiene competencias para incidir en ellas.

Lo que sí votamos es tener unos representantes en nuestro Parlamento que respeten la voluntad de los ciudadanos. No se puede ir a las elecciones anticipadas simplemente porque FAC y PP están enfadados o porque PSOE e IU no quieren sufrir el coste de gobernar en minoría, aunque tendría más fácil gobernar que FAC por su enfrentamiento cainita con el PP. Es legítimo no gobernar porque existen diferencias de programa o acciones a llevar a cabo, pero no por poner los intereses partidistas de cada uno por encima de los intereses de Asturies. ¿Hay alguna opción qué prime en su programa los intereses de Asturies por encima de los partidistas?

También votamos que presupuesto vamos a tener. Hay dos opciones: la conservadora, que apuesta por la contención del gasto para salir de una crisis, lo que cada día hace que sea más profunda, y la de la izquierda plural, que defiende la misma austeridad (el expresidente Areces o Iglesias, de IU, presumían del control del gasto y deuda pública pese a lograr cifras récord de paro) pero que niega el efecto social de tales medidas. Eso sí, la economía se contraía igual que ahora con FAC y PP. Miren que opción propone olvidarnos de una deuda pública -que no es un problema grave en absoluto como ya están diciendo muchos economistas incluidos premios Nobel- y que apueste por la economía real, la que genera empleo.

Una de la cuestiones básicas que decidimos en estas elecciones es qué tipo de servicios públicos tenemos, frente a FAC y PP, que apuestan por privatizarlos con la excusa de garantizar la libre elección, -para el que tenga recursos claro está-, el PSOE e IU, que apostaron por el amiguismo y caciquismo, que llevó a querer meter a dedo a todos los trabajadores públicos posibles. Ello conlleva una pésima gestión, tanto es así que Bienestar Social, cuando estaba en manos de IU, perdió más de 300.000 € de fondos estatales por su pésima gestión de la dependencia. El Principado, por su parte, perdió tantos juicios en materia laboral por enchufismo que podríamos cubrir todas sus sedes con el papel de las sentencias. Si buscan, quizás hallen alguna fuerza política que apueste por unos servicios públicos de calidad, por la independencia de los funcionarios y por la autonomía de una Sindicatura de Cuentas que controle a toda la Administración y empresas públicas.

Podemos intentar encontrar alguna opción que apueste por hacer infraestructuras ajustadas a nuestras necesidades y respetuosas con el medio ambiente, donde el faraonismo y sobrecoste desaparezcan, y que exija acabar las infraestructuras básicas de nuestro país. Ya puestos, también podemos buscar alguna alternativa que apueste por defender nuestra cultura, lengua y patrimonio material e inmaterial, pero como les dije al principio, eso decídanlo ustedes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: