Pucherazo institucional o de les Xuntes Electorales

abril 11, 2012

Hai ciertes tradiciones castices, como la del pucherazu típicu de la dómina de la Restauración canovista, que se caltienen en tol so vigor na moderna democracia española del sieglu XXI. La nueva ferramienta del pucherazu son les Xuntes electorales, que la so función básica ye garantizar el turnismo ente PP y PSOE, y nun se ponen nin coloraos por incumplir tola normativa electoral esistente.

Como miembru de la llista electoral del Bloque-UNA-Los Verdes, sufrí nes “mios propies carnes” una riestra d’arbitrariedaes per parte de la Xunta Electoral Provincial (XEP) y les Xuntes Electorales de Zona (XEZ) a cencielles vergonzoses. Voi Resumir les más aberrantes, danos el mesmu espaciu (en dos sales distintes eso sí) a la mesma hora pa un actu electoral que a otra fuerza política, y dicinos que nun lu teníamos reserváu teniendo qu’esixir el mesmu col mesmu acta de la XEZ que nos negaben qu’esistiera, neganos l’acta del repartu d’espacios gratuitos pa publicidá electoral (en faroles y paneles) y cuando nos lo dan, primeramente esixíu por escritu, afayar qu’otres fuerces tán usando los nuesos espacios como abarruntábamos, y nel nuesu conflictu cola RTPA, onde ésta nun respetó los sos propios criterios pa entrevistar candidatos col únicu oxetu d’escluyir al de Bloque-UNA-Los Verdes, la JEP namás respondió a ún de los trés recursos presentaos, y amás al recursu que respondió nun foi a les nuese allegaciones, si non que contestó lo que-y dio la gana.

Pero la cacicada mayor nun la sufrió Bloque-UNA-Los Verdes, si non Foro, una y bones el mesmu día del recuentu del votu emigrante, que determinaba’l diputáu en xuegu nel occidente qu’hasta esi momentu daba una mayoría absoluta a un posible pactu Foru-PP, la Xunta Electoral Central (XEC) mandó una instrucción pa que s’almitiera nel recuentu votos emitíos illegalmente, invocando’l sacru derechu a la participación política y democrática de los ciudadanos, col únicu fin de qu’hubiera abondu votu emigrante pa que’l disputáu escañu cayera del llau socialista, que siempres gana nel votu emigrante. Evidentemente’l recursu de Foru contra la mesma JEC, que estableció tal instrucción, foi refugáu.

Nun se trata de si prefiero un gobiernu de Foro-PP o de PSOE-IU, porque eso ye cosa de los ciudadanos colos sos votos non mía, si non qu’un procesu electoral nun puede tar suxetu al arbitriu d’unes Xuntes Electorales indisimuladamente controlaes polos dos partíos mayoritarios n’España, PP y PSOE. Igual que foi claramente inxusta ya illegal la esclusión de Bloque-UNA-Los Verdes de les entrevistes realizaes pola TPA, ye claramente inxusto ya illegal que s’almitan como votos válidos aquellos unviaos a la XEP de forma illegal. Si esiste un problema col votu emigrante, hai que solucionalu con una reforma llegal, nun saltándose la normativa vixente, onde mire que casualidá, favorez qu’haya un gobiernu de PSOE o PP (en casu de gobernar Foro-PP el gobiernu sería de Foro, colo que nesta ocasión namás podría esistir un gobiernu del PSOE).

Ensin un sistema electoral conn unos árbitros que garanticen que les normes, que yá de por sí favorecen de forma descarada a les fuerces mayoritaries, s’apliquen a toos per igual, tamos falando de que les elecciones ta convirtiéndose nun meru artificiu pa dar un barniz de llexitimidá democrática a una decisiones yá tomaes, qu’cdcaldía tenemos más claro que les toma eso que llamen mercáu.

Anuncios

Pucherazo institucional o de las Junta Electorales

abril 10, 2012

Hay ciertas tradiciones castizas, como la del pucherazo típico de la época de la Restauración canovista, que se mantienen en todo su esplendor en la moderna democracia española del siglo XXI. El nuevo instrumento del pucherazo son las Juntas electorales, cuya función básica es garantizar el turnismo entre PP y PSOE, y para ello no se ruborizan por incumplir toda la normativa electoral existente.

Como miembro de la lista electoral del Bloque-UNA-Los Verdes, sufrí en “mis propias carnes” una serie de arbitrariedades por parte de la Junta Electoral Provincial (JEP) y las Juntas Electorales de Zona (JEZ) simplemente vergonzosas. Resumiré las más aberrantes, darnos el mismo espacio (en dos salas distintas eso sí) a la misma hora para un acto electoral que a otra fuerza política, y decirnos que no lo teníamos reservado teniendo que exigir el mismo con el propio acta de la JEZ que nos negaban que existiera, negarnos el acta del reparto de espacios gratuitos para publicidad electoral (en farolas y paneles) y cuando nos lo dan, previamente exigido por escrito, descubrir que otras fuerzas los están usando nuestros espacios como sospechábamos, y en nuestro conflicto con la RTPA, donde ésta no respetó sus propios criterios para entrevistar candidatos con el único objeto de excluir al de Bloque-UNA-Los Verdes, la JEP sólo respondió a uno de los tres recursos presentados, y además al recurso que respondió no fue a nuestras alegaciones, si no que contestó lo que le dio la gana.

Pero la cacicada mayor no la sufrió Bloque-UNA-Los Verdes, si no Foro, ya que el mismo día del recuento del voto emigrante, que determinaba el diputado en juego en el occidente que hasta ese momento daba una mayoría absoluta a un posible pacto Foro-PP, la Junta Electoral Central (JEC) mandó una instrucción para que se admitiera en el recuento votos emitidos ilegalmente, invocando el sacro derecho a la participación política y democrática de los ciudadanos, con el único fin de que hubiera suficiente voto emigrante para que el disputado escaño cayera del lado socialista, que siempre arrasa en el voto emigrante. Evidentemente el recurso de Foro contra la propia JEC, que estableció tal instrucción, fue rechazado.

No se trata de si prefiero un gobierno de Foro-PP o de PSOE-IU, porque eso lo deciden los ciudadanos con sus votos no yo, si no que un proceso electoral no puede estar sujeto al arbitrio de una Juntas Electorales indisimuladamente controladas por los dos partidos mayoritarios en España, PP y PSOE. Igual que fue claramente injusta e ilegal la exclusión de Bloque-UNA-Los Verdes de las entrevistas realizadas por la TPA, es claramente injusta e ilegal que se admitan como votos válidos aquellos remitidos a la JEP de forma ilegal. Si existe un problema con el voto emigrante, hay que solucionarlo con una reforma legal, no saltándose la normativa vigente, donde mire que casualidad, favorece que haya un gobierno de PSOE o PP (en caso de gobernar Foro-PP el gobierno sería de Foro, con lo que en esta ocasión sólo podría existir un gobierno del PSOE).

Sin un sistema electoral no tiene unos árbitros que garanticen que las normas, que ya de por sí favorecen de forma descarada a las fuerzas mayoritarias, se apliquen a todos por igual, estamos hablando de que las elecciones se está convirtiendo en un mero artificio para dar un berniz de legitimidad democrática a una decisiones ya tomadas, que cada día tenemos más claro que las toma eso que llaman mercado.