Un gobierno de delincuentes

Uno cree que un gobierno no puede caer más bajo y siempre se equivoca. Con el gobierno del PP uno es incapaz de ver hasta qué grado de decadencia moral puede llegar un partido político con el único objetivo de tapar su incapacidad. Así, si no fuera bastante una amnistía fiscal que premiaba a los defraudadores, ahora se extiende al dinero en efectivo sin justificar su procedencia, lo que no es más que lavar el dinero sucio del narcotráfico, el tráfico de armas, la prostitución, etc.
La situación provocada por la gestión económica del PP, continuista de la del PSOE, que no es más que la receta que la Troika (UE, BCE y FMI) nos han impuesto, dado que somos un estado intervenido en toda regla, es tan lamentable que la necesidad de financiación pública ante la imposibilidad de generar recursos propios por la depresión económica generada por sus políticas y la imposibilidad de obtener financiación exterior a un precio razonable, dado que vamos de cabeza a ser como Grecia, hacen necesarias medidas desesperadas y moralmente inadmisibles.
Claro está que la situación no salió de la nada, sino de una gestión claramente fraudulenta y delictiva de los recursos públicos, que se pusieron en manos de mafias de “guante blanco” como en el caso Gürtel o el caso Marea, los ERE’s de Andalucía, el caso Bankia y un largo etc. que convierten al PP y al PSOE en la cabeza visible de una corrupción cada día más emparentada con las redes de delincuencia que operan en el Estado.
Y nos negamos a investigar todos estos casos, se ponen todas las trabas posibles, el PP y el PSOE piden investigar cuando el otro puede bloquear dicha investigación y viceversa, así en Valencia tú eres el malo y en Andalucía el otro es el malo, y en Asturies que nadie investiga nada gobierne quien gobierne para sorpresa de todos.
Todo esto unido al hecho de que el gobierno del PP está haciendo una indisimulada campaña de cinismo político endureciendo las penas contra el fraude fiscal, porque no se va a permitir que esto se vuelva a repetir, y a la vez reduce la capacidad de inspección del fraude eliminando a los responsables de la Oficina Antifraude que llevaban los caso más sonados y poniendo de número dos a una mujer que la expulsaron de la Comisión del Mercado de Valores por el caso Gescartera, un gobierno que se niega a apostar por los inspectores fiscales y de trabajo que señalan una y otra vez la gran bolsa de dinero y trabajo negro existente.
Todos los previos son inadmisibles pero ¿legalizar el dinero de la droga? ¿legalizar el dinero de la prostitución forzada? ¿legalizar el dinero del tráfico de inmigrantes? Condenar a un sicario, pero limpiar el dinero del que contrata a ese mismo sicario, no es más que ser cómplice de ese asesinato, y se podrán poner todos los paños calientes que se quieran, pero eso es lo que está haciendo el gobierno de Mariano Rajoy, que a partir de hoy mismo podemos llamar El Padrino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: