En las europeas, be Pablo my friend

abril 24, 2014

pablo-iglesias-logo-papeleta-podemos
Estéticamente la papeleta de Podemos, con el careto de Pablo Iglesias, es una abominación, demuestra que es un proyecto personalista al servicio de un ego que no se somete, ni siquiera, a la imagen del partido ni al colectivo al que representa.
Pero parémonos un segundo, ¿Podemos es un partido?, ¿Pablo Iglesias es un Secretario General?, ¿aceptamos la representación?, etc. Las preguntas se plantean mal, porque Podemos no representa la lógica de las organizaciones políticas actuales y, tanto si se critica como si se apoya, no valen los análisis “clásicos”.

Podemos busca lograr representación ante descontento masivo contra el Régimen del 1978 y la autocracia de la Troika, que no representarlo. A mi Pablo Iglesias no me representa, ni nadie de la lista de Podemos, básicamente porque ya no admito que nadie me represente. La gente que compone la lista de Podemos es gente que TRABAJA PARA MI, y pone sus recursos humanos y personales al servicio de un proyecto común elaborado colectivamente.

La pregunta relevante es ¿el careto de Pablo Iglesias nos dará votos en las elecciones europeas?, claramente SI. Puedo darle una patada en el culo a Pablo Iglesias si no hace, no responde o no cumple mis expectativas, esa es la pregunta clave, ese es el (inicio) del fin del partido, ese es el quid de la cuestión.

Más que el careto de Pablo Iglesias en la papeleta, que tiene un fin electoral, me molestó la foto de los candidatos en Madrid detrás de Pablo que si parecía un líder carismático (ninguna crítica en los medios que ahora critican lo del careto en la papeleta), como bien recogía Raimundo Viejo, porque sí que tufaba a vieja organización leninista, yo que apoyo a Podemos en estas elecciones europeas, y creo que bastante alejado de Pablo Iglesias ideológicamente, lo que quiero es su imagen pública, su popularidad. No puedo controlar el ego de Pablo, ni me interesa, puedo controlar los procedimientos de Podemos para darle una patada en el culo cuando no sirva para los propósitos de Podemos.

Evidentemente el peso del problema cambia de bando, es Podemos quien “exprime” al candidato y no el candidato el que se adueña del proyecto, esa es la prueba de fuego para este proyecto, demostrar que ni partido, ni representación, ni líder …. en las europeas be Pablo my friend, mañana seremos agua, piedra o fuego, hasta que limpiemos la última institución, no quede adoquín que tape la arena, ni imágenes a las que adorar.